¿Estamos ante la Tercera Revolución Industrial?

La revolución industrial ha llegado para quedarse, las empresas ahora deben adaptarse a lo nuevo

La tercera revolucion industrial ya esta aca

Desde que surgió la tecnología la humanidad ha visto innumerables cambios en todos lo ámbitos de la vida y la sociedad. De hecho, los avances tecnológicos no sólo han venido marcando una época en la historia en la llamada sociedad moderna y globalizada, si no que cada vez se incrementan los inventos para mejorar las comunicaciones y la calidad de vida. Todo este compendio de aspectos, aunado al carisma que despierta la tecnología en las personas, podría considerarse la Tercera Revolución Industrial.

La evolución exponencial de la tecnología cada día invade nuevos campos de la humanidad, lo que motiva a que se incrementen costos y se generen costes marginales, que en economía se traducen a cero. Este fenómeno estudiado durante los últimos años, ha sido llamado Ley de Moore.

¿Qué invenciones marcan el inicio de la “Tercera Revolución Industrial”?

Indudablemente, la tecnología ha revolucionado el mundo y las formas de interacción humana, pues la telefonía, el internet, y con ellas las redes sociales y las apps, han hecho posible que las personas se acerquen por medio de correos electrónicos, Skype, WhatsApp, entre muchas otras opciones que permiten conectarse con el mundo e incluso crear comunidades.

Acceder a la información ha sido otra de las posibilidades que ha brindado la tecnología y ha abierto las posibilidades de almacenarla gracias a herramientas como la nube, el Big Data, la impresiones, los drones, e incluso se ha llegado a un punto en que ha surgido la domótica, es decir la incursión en la robótica o Inteligencia Artificial (AI).

Todas estas invenciones han ido modificando las relaciones humanas, la economía e inclusive, la sociedad como tal.

Los cambios derivados de la Tercera Revolución Industrial

El profesor de la Universidad de Pensilvania y economista Jeremy Rifkin predijo en la década de los 80 que surgiría el correo electrónico y luego que se iniciaría este servicio, paso a ser considerado un gurú en dicho ámbito. En su último libro, publicado en 2014, analiza a profundidad como cambia la humanidad en relación a “el internet de las cosas”, uno de los principales motores de la llamada Tercera Revolución Industrial.

Asimismo, ha detectado los fenómenos paralelos como el derrumbe de la verticalidad característica de las estructuras empresariales, de declive del sistema capitalista, el anarquismo tecnológico o autogestión basada en la tecnología.

Las revoluciones industriales en la historia

La invención de la máquina de vapor marcó el inicio de la Primera Revolución Industrial. La creación del escocés James Watt a finales del siglo XVIII dio pie a nuevas disciplinas basadas en las formas de energía, como por ejemplo la imprenta, la locomotora y la máquina de vapor, marcando así la industria moderna que persiste hasta nuestros días.

Más tarde, culminando el siglo XIX e iniciando el siglo XX, la Segunda Revolución Industrial implementó la electricidad y el petróleo, nuevas formas de comunicación como el teléfono, el telégrafo y la radio, así como las automóviles como nuevo medio de transporte.

Con el siglo XXI es que se ha venido suscitando la Tercera Revolución Industrial, caracterizada por el uso del internet y energías renovables más potentes y económicas. Otras invenciones han sido los autos eléctricos y sin conductor, los prototipos de aviones solares y el reciente auge de la robótica y la domótica.

Los cambios implementados en la Tercera Revolución Industrial

Esta Tercera Revolución Industrial ha modificado casi todos los aspectos de la humanidad, desde la medicina, pasando por la educación y alcanzando la economía y las finanzas, implementando incluso la banca en línea. La mayoría de sectores han sido tocados y revolucionados por las invenciones tecnológicas, logrando que las actividades humanas sean más simples y efectivas.

La tecnología ha sido uno de los principales motivos para esta tercera revolución, sin duda alguna la humanidad ha visto como esta nueva tendencia se ha entrelazado con el mundo industrial. El impacto que ha causado ha sido realmente brillante, todo esto apoyado por el desplome del petróleo, que en los últimos años ha venido en picada, demostrando que las nuevas oportunidades están lejos de los negocios antiguos.

Esta más que claro que esta tercera revolución está alejada de los modelos de negocios que brillaron hace unos cuantos años atrás, desde que el mundo se globalizó fue tomando un rumbo imparable en el mundo económico, haciendo que ahora los trabajos sean diferente y que las oportunidades sean distintas.

Esta revolución está acabando y seguramente acabará el sistema económico convencional, abriendo nuevas fuentes empresariales y cambiando el mundo industrial por completo. y seguramente para el futuro todas tendrán que vivir el proceso de transición para estar a la vanguardia de la nueva metodología industrial. Ya estamos en la revolución industrial, el trabajo de adaptación es ahora parte de las empresas que desean vivir este cambio de la manera más eficaz y correcta posible.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...