España aportará tres de cada diez nuevos parados europeos

La crisis dará su último coletazo en diciembre y los números del paro y el desempleo serán cerrados con índices tan negativos que podrían dibujarse con color negro.

La crisis es tema de todos los días desde hace ya varios meses, quizás muchos más de los que cualquier de nosotros hubiera deseado. En el medio, muchas fueron las empresas que debieron cerrar sus puertas o reducir sus producciones, en consecuencia mucha gente quedó sin empleo de manera temporal o permanente.

Parados en busca de ayuda

Parados en busca de ayuda

La cuestión es que a finales de este año, los números serán contundentes y son harán más que ratificar lo que vemos todos los días en las calles toda vez que aparece un aviso de empleo en los periódicos: A finales de año España será la responsable de 3 de cada 10 nuevos parados en la Unión Europea.

El informe elaborado por el grupo de recursos humanos Adecco y la escuela de negocios IESE recoge tendencias y la proyecta unos meses hacia adelante demostrando que la destrucción del empleo en España seguirá siendo la más profunda de toda Europa con un descenso de 1.186.700 ocupados (una caída interanual del 6%).

Sin embargo, un dato alentador, aunque no suficiente, indica que esta caída tan dura no es tan atroz como en trimestres anteriores; de hecho este informe asegura que se ralentizará con respecto a trimestres anteriores.


En suma, España y el resto de los países analizados tendrían, en diciembre un total de 4.164.000 ocupados menos que los que había hace tan solo un año atrás.

La crisis ha dejado más parados en España que en otros países

La crisis ha dejado más parados en España que en otros países

De esta manera, la UE incrementará su tasa de paro en 2,5 puntos porcentuales hasta el 10,3% a final de año, cifra que supone un aumento de 3 puntos porcentuales a lo largo de dos años (desde diciembre de 2007); pero si excluyéramos a España del cálculo (que en ese bienio habrá duplicado su proporción de parados), el incremento sería bastante menor alcanzando apenas 1,8 puntos porcentuales.

La tasa de paro en España alcanzará el 19,2%, con un incremento de 5,3 puntos porcentuales, lo que significa que España, a diferencia del resto de los países analizados moderará un poco la magnitud del incremento interanual de la tasa de paro.

Sin embargo, seguirá siendo el país con la tasa más alta y la que más velozmente la aumenta: en diciembre se contarán 1.220.600 desocupados más que el año anterior lo que significa un incremento de un 38%, y cuya suma significa alcanzar un nuevo máximo histórico de 4.429.000 desempleados.

Finalmente y para diferenciar por género este desalentador panorama laboral que cerrará el 2009, en el total de los países analizados los varones perderán 2.792.000 empleos (descenso de un 3,1%), mientras que las mujeres registrarán un descenso en su ocupación de 1.373.000 personas (retroceso de un 1,9%).

Fuente: Expansión y Empleo

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...