Empleo facilitaría el trámite de prestación por cese de actividad de los autónomos

Empleo revisará la normativa de acceso a la prestación por cese de actividad de los autónomos, ya que desde su puesta en vigencia el año pasado un 67 % de los que la solicitaron no han podido aún cobrarla.

hombre de negocios

El Ministerio de Empleo buscará facilitar la prestación por cese de actividad de los autónomos, el equivalente al paro de los asalariados, y para ello procurará simplificar los requisitos de acceso a este salvavidas. El motivo es que un 67 por ciento de los 5.281 autónomos que lo han solicitado desde su regulación en 2011 no lo ha podido concretar.

Según datos de la Seguridad Social, hasta este último mes de agosto (a un año de su entrada en vigencia) a más de la mitad de los que había pedido la prestación por cese de actividad se les había denegado el beneficio, por lo tanto, desde Empleo se ha informado sobre la necesidad de revisar la normativa vigente.

Además, otro 10,7 por ciento no ha podido acceder a la prestación por no tener el período mínimo de cotización exigido, y sólo un 18,2 por ciento (algo así como mil) de los autónomos pudieron tramitarla y cobrarla.

Desde la Seguridad Social se apuntó que la dificultad radica, más que nada, entre quienes cotizan por módulos, ya que el rendimiento se determina mediante indicadores objetivos basados en la actividad y no se tienen en cuenta los flujos reales de ingresos y gastos.

Según trascendió, la corrección del trámite modificará el ítem relacionado con la obligatoriedad de la prestación para determinados colectivos así como la documentación necesaria para acreditar el cese.

Según la información que facilita la Seguridad Social a los autónomos, para tener derecho a esta prestación es necesario demostrar un período mínimo de cotización por cese de de actividad de doce meses continuados e inmediatamente anteriores al cese.

Además, es necesario que el cese en la actividad sea por motivos económicos, técnicos, productivos u organizativos, causas de fuerza mayor, pérdida de licencia administrativa, violencia de género, divorcio o acuerdo de separación matrimonial y que sea debidamente justificado.

Una vez reconocido el derecho, la cuantía de la prestación es del 70 por ciento de la base reguladora, calculada según el promedio de las bases por las que el trabajador hubiese cotizado durante los 12 meses anteriores a la situación legal de cese de actividad.

La cuantía máxima es del 175 por ciento del Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (Iprem), excepto cuando el trabajador tenga uno o más hijos a su cargo, en cuyo caso la cuantía es del 200 por ciento o del 225 por ciento de dicho indicador, respectivamente.

La cuantía mínima varía entre el 107 y el 80 por ciento, ya que también depende de si el trabajador autónomo tiene hijos a su cargo, o no.

Foto Victor1558 en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...