El Presidente de AC Hoteles, contra la reforma laboral

Antonio Catalán, Presidente de AC Hoteles, denunció que la reforma laboral abre las puertas a la explotación laboral en sectores como el suyo, que además pasa por su mejor momento.

ac-hotel-logo

¿Es ético sacrificar trabajadores para ganar más? Cada empresario tendrá su opinión y su modus operandi, pero lo que es cierto es que la reforma laboral que aprobó en 2012 el PP da vía libre a ello. Pero no todos están contentos con la polémica medida. Antonio Catalán, Presidente de AC Hoteles, denunció que la reforma laboral abre las puertas a la explotación; unas palabras muy duras contra una de las medidas estrella de la anterior legislatura y de las que no estamos acostumbrados a oír en boca de empresarios.

Catalán cargó contra la reforma laboral en el foro empresarial Lidera Málaga, y fue bastante claro. El empresario señaló que gracias a la reforma laboral puede despedir a toda la plantilla de AC Hotels by Marriott pagándoles tan solo 20 días por año trabajado. Para sustituir a sus actuales empleados, añadió el empresario, podría sobcontratar a las camareras de piso a terceras empresas que explotan a las trabajadoras, como hacen otras empresas de un sector que representa el 11% del PIB.

Factores como la recuperación económica o la inestabilidad política en países como Turquía o los de la ribera sur del Mediterráneo hacen que el sector hotelero español viva uno de sus mejores momentos, sino el mejor de la historia, pero esto no se traduce en una mejora de las condiciones laborales de sus trabajadores. Catalán insiste en que ahora puede cambiar una plantilla con un convenio que fija el sueldo en unos 1.000 euros por otras que cobran 600. Además pasarían de trabajar cinco días a la semana a hacerlo 6 cobrando mucho menos.

Según el máximo responsable de la hotelera AC el hecho de que haya camareras de piso que hacen habitaciones a 3 euros supone un importante deterioro del producto y daña la imagen del sector. En su discurso Catalán aprovechó para destacar la cultura empresarial de su caden hotelera, donde todos los empleados son fijos. A las camareras de piso de más edad, añadió el empresario, se les asignan trabajos menos exigentes como la limpieza de las zonas comunes.

Los empresarios, o más bien la falta de ellos, fueron otro de objetivos de la intervención de Catalán, que criticó que “hay gente que hace el negocio y ya está”, no empresarios. Tampoco se olvidó de las pensiones, otro tema de actualidad en los últimos días. Si no hay consumo ni empleo no se podrán pagar, explicaba, antes de apelar a la responsabilidad social de cada uno para que haya gente que cotice más alto y se genere más empleo.

Vía: República

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...