El futuro de las pensiones de los trabajadores en el limbo

Las pensiones en España llevan unos años siendo un problema para el gobierno. El Fondo se está vaciando y los más jóvenes tienen la sensación de que no cobrarán.

El futuro de las pensiones de los trabajadores en el limbo

En la actualidad hablar de pensiones en España es un tema muy delicado. Los españoles ven como la posibilidad e un retiro dorado, cobrando una pensión digna después de trabajar incansablemente durante toda su vida puede desaparecer. Esto se debe a que el número de trabajadores no aumenta, al contrario disminuye. Este factor se puede achacar al envejecimiento de la población, cada año aumenta la lista de jubilados, pero no la de trabajadores activos. Y si juntamos este hecho  con la alta cifra de paro juvenil tenemos la explicación a que el Fondo de Reserva de la Seguridad Social este cayendo en picado mes tras mes.

¿Los españoles deben abrir un plan de pensiones?

Esta es una buena pregunta y en muchas ocasiones las cifras hacen pensar que esto debería ser así. Pues hace tras décadas por cada jubilado que cobraba existían siete trabajadores que aportaban a la seguridad social. Esta cifra empezó a diminuir y se estima que en 2050 solo esté trabajando una persona por cada jubilado, hecho que no permitirá sostener las pensiones como las conocemos actualmente.

Los más jóvenes los que están empezando son sus primeros trabajos, debería empezar a mirar por su futuro. Los españoles están acostumbrados a que sea el gobierno en que se haga cargo de su futuro, pero es muy seguro que esto no sea asé para los que están empezando. Por eso plantearse el hecho de abrir un plan de pensiones ya no es tan descabellado.

Con una estructura de capitalización complementaria, lo es un sistema mixto de pensión público y lo que consiguió el trabajador de forma privada con su plan de pensiones. Esto es algo que puede hacer el trabajador para mejorar su situación, ya que así tiene asegura su jubilación y el poder adquisitivo con el que contará hasta el momento no se verá afectado. Ya que según un estudio de la OCDE los trabajadores nacidos en los años 80 y 90 solo cobrarán la mitad de su último salario.

No solo es el trabajador el que tiene que arrimar el hombre, el gobierno también pude poner en funcionamiento una serie de medidas que mejoren el futuro. A través de estímulos fiscales que incentiven el ahorro privado entre los ciudadanos. En cuanto a las empresas, se pueden crear otra serie de incentivos reales que puede ofrecer a sus empleados para mejorar su futuro.

El modelo a copiar es el sueco. Ya que el trabajador cotiza una parte para el fondo de pensiones y otra parte, con un importe menor va dirigida a la capitalización individual. De esta forma se asegura cobrar la jubilación pública y tiene una ayuda privada.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...