El fraude fiscal, práctica extendida entre las grandes empresas

En España el 72% de los casos de desviación de impuestos son cometidos por grandes empresas frente al 8,6% de los autónomos y el 17% de las pymes.

Pymes

Las Pymes, uno de los pilares de la economía española.

El gobierno ha dado a conocer los datos oficiales sobre el fraude fiscal, de los que se desprende que el 72% de los casos de desviación de impuestos en España es cometido por las grandes empresas. De este modo, estas cifras triplican los porcentajes relativos al fraude reconocido por los autónomos o las pymes, colectivos que representan el 92% del tejido empresarial español, con un 8.6% del fraude total para los primeros y del 17% para las empresas pequeñas y medianas.

Al parecer, una de las causas del fomento de estas prácticas es el vigente Impuesto de Sociedades que recopila una serie de opciones que permiten a las empresas más grandes beneficiarse de exenciones fiscales de difícil acceso para autónomos y pymes, tales como la inversión en I+D o las Entidades de Tenencia de Valores Extranjeros (Etves).

Actualmente, las pymes y microempresas cumplen un tipo nominal en el Impuesto de Sociedades que alcanza el 25% mientras que el de las grandes empresas llega al 30%. No obstante, parece que éstas últimas, en ocasiones, pasa a colocarse entre el 11 y el 17% gracias a la ingienería financiera legal que desarrollan las compañías, permitiéndoles el aprovechamiento total de las ventajas fiscales e incluso “pasar los límites legales con subterfugios de evasión fiscal en paraísos fiscales”.

Por su parte, desde el Sindicato de Técnicos del Ministerio de Hacienda, GESTHA, se denunció estas prácticas así como su afectación directa al sector de las pymes y autónomos ya que “la escasez de efectivos especializados y la falta de un sistema único y regulado de intercambio de información económico y fiscal entre los diferentes países de la UE les limita a la investigación de las empresas con ventas por debajo de los 5,7 millones de euros.

Por ello, GESTHA propuso cinco medidas que podrían reducir en 10 puntos la tasa de economía sumergida. Entre dichas medidas destacarían la creación de un Cuerpo  Superior de Técnicos de Hacienda que autorice a más de 8000 profesionales a invesitgar las grandes bolsas de fraude así como la normativa fiscal, sobre todo en lo relativo a las exenciones fiscales que suelen ser empleadas y optimizadas tan sólo por las grandes empresas.

Por otro lado, las asociaciones de autónomos del país coinciden en que “no se puede llamar fraude a la economía de supervivencia a la que muchos autónomos se ven abocados dada la situación actual”.

Fuente / El Economista

Foto / Mauricio Macri

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...