El despido según el modelo austriaco

Reforma laboral. En los últimos días podemos escuchar a muchos portavoces hablar de lo que se está debatiendo en torno a la reforma laboral. Voces del Gobierno, de partidos opositores, de los sindicatos y grupos de empresas. Uno de los temas se relaciona con el despido según el modelo austriaco. Aquí os contamos sobre este tipo de despido, lo que implica y algunos beneficios del mismo. Es importante informarse sobre el mismo ya que podría ser el nuevo despido en España.

Usted está despedido

Reforma laboral. En los últimos días podemos escuchar a muchos portavoces hablar de lo que se está debatiendo en torno a la reforma laboral. Voces del Gobierno, de partidos opositores, de los sindicatos y grupos de empresas.

Estos debates son importantes porque, en definitiva, lo que culmine de ellos es lo que regirá en materia de empleo para el próximo tiempo. Y, como todos saben, impacta directamente en los trabajadores. Es por ello que me parece, para los que no están muy adentrados en el tema, ir acercando distintos conceptos que están sobre la mesa de debate de la reforma laboral.

En este sentido, uno de los temas se relaciona con el despido según el modelo austriaco. El Gobierno ha propuesto considerar la opción de implementar el despido que se ejecuta en Austria desde el año 2002. Veamos de qué se trata este despido.


Desde hace 8 años, en Austria, se implementó un nuevo tipo de despido que consiste en la creación de un fondo de despido asociado a cada trabajador. En este fondo de despido (como si tratara de una alcancía, hucha o colchón), la empresa debe realizar aportaciones sistemáticas. De esta manera, las empresas van reservando dinero para las indemnizaciones impidiendo la acumulación de los costes a la hora de finalizar un contrato.

Otra característica del “despido a la austriaca” es que si el trabajador cambia de empleo o puesto de trabajo, el fondo de despido va con él. Es como si éste fondo ya formara parte del trabajador y donde este el trabajador, estará el fondo. De esta forma, el fondo no comenzará de cero con un nuevo trabajo, sino que seguirá creciendo con las aportaciones de la nueva empresa.

Este último punto, según el Gobierno, aumentaría la movilidad, el cual es otro de los puntos claves del mismo en estos tiempos. Pero, ¿Por qué incrementaría la movilidad? porque el fondo de despido pondría fin a la idea de acumular antigüedad.

Adicionalmente, en los casos que los trabajadores conserven sus empleos hasta la edad de jubilación, el fondo serviría para pagar las pensiones.

Una diferencia que sí debería existir con el modelo austriaco, es quién realiza las aportaciones al fondo de despido. En el caso de Austria, las aportaciones para el fondo salen de los propios salarios de los trabajadores (se les descuentan un 1,53% del mismo). En el caso de que se aplique en España, claramente no podrá ser así.

Este despido austriaco, con la variante recién nombrada para España, tendría lados positivos y negativos. Del lado de los trabajadores, es un buen punto el hecho de que ellos tendrían una mayor seguridad ya que no perderían las indemnizaciones al cambiar de empresa. Pero por el lado de las empresas, supone un aumento en el gasto salarial.

Otros interrogantes serían cuánto tiempo se podría cobrar este fondo, como se distribuiría, que pasaría si éste se acaba y el trabajador sigue sin empleo. En fin, aun quedan situaciones que ajustar pero las voces a favor y en contra no se hacen esperar. Varias personas ya se alzaron sobre este tipo de despido, pero ustedes ¿Qué piensan? En definitiva, serian los principales afectados y sus opiniones son las más valederas.

Foto: Despido por Adam Foster en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...