Detenida por estafar con ofertas de empleo

La Policía ha detenido a una mujer que estafaba a través de falsas ofertas de empleo en las que había que llamar a un 807. En Murcia una jubilada estuvo 56 horas al teléfono en busca de un empleo para su hijo.

phone-499991_1280

De vez en cuando nos encontramos con noticias como la detención de una vecina de Valladolid acusada de estafa con falsas ofertas de empleo a través de un 807, un número de tarificación especial mucho más caro que los números convencionales. El funcionamiento de la estafa era muy parecido al habitual: la mujer publicó anuncios de empleo para trabajar en supermercados de una gran cadena española, pero cuando los interesados por el trabajo llamaban al teléfono de la oferta, este los remitía a un 807.

El precio de las llamadas al 807 alcanzaba los 1,30 euros el minuto, aunque la conversación no superaba la media hora así que la factura no solía superar los 50 euros. Por eso la mayoría de las víctimas de la estafadora no denunciaron el caso, explican desde la Policía Nacional. Quien si lo hizo fue un joven de Ávila, que en diciembre picó, pero cuando se dio cuenta del engaño denunció. La llamada, de algo más de 20 minutos, le salió por 35 euros.

El testimonio de este joven fue clave, porque a partir de su denuncia la Policía empezó a investigar hasta identificar a la estafadora. Se trata de una vecina de Valladolid, administradora única de la empresa titular de los números de teléfono usados en este timo. También se ha logrado rastrear el dinero que consiguió gracias a las llamadas al 807, que acabó en cuentas a su nombre y al de varios familiares, algunos de ellos menores de edad.

Un caso por desgracia cada vez más habitual, que incluso ha llegado a niveles extremos como el que conocimos hace unas semanas: una mujer permaneció 56 horas seguidas al teléfono en busca de un empleo para su hijo. Esta jubilada vio en televisión un número de ayuda para buscar empleo, también de tarificación especial, y una vez que llamó le dijeron que si colgaba se quedaría sin empleo. Aguardó durante 56 horas a base de refrescos con cafeína para no dormirse, y la llamada le salió por 1.400 euros.

Por si fuera poco, la mujer volvió a llamar al día siguiente, y entonces fue cuando sospechó que se trataba de un engaño. La afectada recurrió a la Federación Murciana de Asociaciones de Amas de Casa, Consumidores y Usuarios, que logró una rebaja en la factura telefónica. Este caso es incluso más grave porque los números de tarificación especial están obligados a advertir del coste de la llamada al iniciar la conversación, algo que por lo visto no sucedió en este caso.

Más información: Cadena Ser, El Mundo

Foto: nafets

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...