Consejos para equilibrar el trabajo y la vida personal

No es necesario realizar grandes cambios sino modificar pequeños detalles para conseguir una alta y buena calidad de vida.

En la actualidad, compaginar el trabajo con la vida personal puede llegar a ser un problema. Muchas personas se llevan el trabajo a casa y es aquí cuando surgen los verdaderos problemas.

En este sentido, la excesiva demanda de tiempo en el trabajo, la presión y los horarios incompatibles con la vida personal y familiar son varios factores por los que se crean los conflictos.

Para llegar al equilibrio entre el trabajo y la vida personal es aconsejable seguir una serie de consejos como, por ejemplo, analizar el trabajo que se realiza con el principal objetivo de reconocer todos los aspectos necesarios para conseguir un equilibrio saludable.

Además, también se recomienda organizar el trabajo según las prioridades, es decir, identificar qué actividades son las más importantes del día y aquellas que requieren un menor tiempo y esfuerzo.

En este mismo sentido, se aconseja realizar descansos de diez minutos cada hora ya que está totalmente comprobado que con un pequeño descanso la mente de la persona está más despejada y puede trabajar de una manera más eficaz.

Otro consejo para conciliar el trabajo con la vida personal es intentar trabajar en horario de mañanas y no por las tardes ni en horario nocturno. Según las estadísticas, las personas tienen una mayor eficacia durante por las mañanas.

Por otra parte, hay que evitar el uso de las redes sociales mientras se trabaja ya que es uno de los factores que perjudican seriamente a la productividad y eficacia de una persona. Consultar cualquier tipo de red social o página web de entretenimiento provoca una gran distracción en el trabajo.

También es conveniente no trasladar el trabajo a casa. En el caso de ser inevitable es recomendable trabajar de continuo para, así, tener más tiempo para disfrutar en familia o con los amigos.

En esta misma línea, y con el principal objetivo de favorecer las relaciones entre las personas de una misma familia o con el resto de personas, fuera del horario laboral intenta apagar el teléfono móvil y estar pendiente de la gente que te rodea. Es la única forma de desconectar del mundo laboral y centrarse en la vida personal.

En definitiva, conseguir el equilibrio entre trabajo y vida personal depende, exclusivamente, de la capacidad de la persona ya que es ella quien debe tomar el control y decidir la calidad de vida. No es necesario realizar grandes cambios, sino modificar pequeños detalles que permitan transformar la calidad de vida.

FOTO/ el Buho nº30

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...