Banco de Valencia prejubilará a 231 empleados mayores de 53 años

El Banco de Valencia y sus sindicatos han llegado a un acuerdo sobre el ERE de la entidad, que supondrá el despido de 795 personas, 95 menos de lo previsto inicialmente. 231 mayores de 53 años se prejubilarán, y el resto serán despedidos.

La sede del Banco de Valencia.

El Banco de Valencia y sus sindicatos han alcanzado un preacuerdo sobre el ERE que debe afectar a 795 empleados de la entidad, en su día intervenida por el Gobierno central y propiedad de La Caixa desde finales de noviembre. De los 795 despidos, se prejubilarán 231 trabajadores mayores de 53 años, mientras que los 564 restantes corresponderán a bajas indemnizadas. Ahora solo falta que los representantes de la entidad bancaria y los sindicatos rubriquen la firma del acuerdo, que irá acompañada de la desconvocatoria de la huelga prevista para el 6 de febrero.

Según el acuerdo, tanto las prejubilaciones como las bajas indemnizadas se producirán entre el próximo 1 de marzo y el 31 de diciembre de este año. En el caso de los trabajadores afectados por las bajas idemnizadas, el preacuerdo les asegura 30 días de indemnización por año trabajado, con un límite de 24 meses para los menores de 50 años y de 26 para los que los superen.

El número de empleados del Banco de Valencia que finalmente serán despedidos se ha reducido casi un centenar. En un primer momento, esta previsto despedir a 890 trabajadores, casi el 60% de una plantilla que cuenta con 1.613 trabajadores. Este es el segundo ERE que se aplica en el Banco de Valencia en solo dos años. En 2012 salieron de la entidad casi 600 trabajadores, 360 despedidos y más de 200 mayores de 58 años prejubilados.

Mientras se negociaba con los sindicatos el ERE, el Banco de Valencia también hacía públicos sus resultados del año pasado. La entidad valenciana tuvo en 2012 unas pérdidas de 3.585’9 millones de euros, cuatro veces más que en 2011, cuando las pérdidas llegaron a los 886’8 millones. El Banco, obligado por las operaciones de reducción y aumento de capital aprobadas por el FROB, ha aplicado el saldo de reservas y prima de emisión a 31 de octubre para compensar las pérdidas de años anteriores, por lo que cerró el año compensando 1.350’46 millones de las pérdidas.

Además, el Banco de Valencia también ha explicado que la transferencia de parte de sus activos al Sareb -el “banco malo”- también la ha supuesto unas pérdidas por deterioro de 1.978’26 millones de euros.

A mediados de diciembre, el FROB cifró el agujero del Banco de Valencia en 6.340’5 millones de euros. Antes, había declarado al banco valenciano no viable en solitario y se lo vendió a CaixaBank por la cantidad simbólica de un euro. Cuando en diciembre llegaron a España los primeros 39.500 millones de euros procedentes del rescate al sistema financiero para recapitalizar a los bancos nacionalizados, el Banco de Valencia obtuvo una inyección de 4.500 millones de euros.

Foto: puroticorico

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...