Ayuda para parados sin rentas que accedan a cursos de formación

Luego de que el Gobierno haya decidido no renovar la ayuda de 420 euros para las personas desempleadas, fijará una ayuda sustitutiva que tiene como destinatarios a los parados sin rentas que accedan a los cursos de formación. Esta ayuda comporta importantes cambios respecto la ayuda que se venía otorgando de 426 euros. Es más restrictiva, por ende dejará a muchas personas fuera de su alcance.

Ayuda para parados sin rentas que accedan a cursos de formación

Luego de que el Gobierno haya decidido no renovar la ayuda de 426 euros para las personas desempleadas, la cual caduca el próximo mes de febrero, fijará una ayuda sustitutiva que tiene como destinatarios a los parados sin rentas que accedan a los cursos de formación.

Esta ayuda comporta importantes cambios respecto la ayuda que se venía otorgando de 426 euros. Es más restrictiva, por ende dejará a muchas personas fuera de su alcance. Quienes podrán gozar de esta ayuda serán personas sin empleo que accedan a procesos de formación y que no tengan rentas.

Vale aclarar que en la ayuda anterior los parados también debían acceder a cursos de formación pero no de forma obligatoria como lo es ahora. Antes, el Programa Temporal de Protección por Desempleo e Inserción, PRODI, ponía como requisito la formación, pero sin ser una condición indispensable. Y en lo que respecta a las rentas, el PRODI disponía que las personas que se beneficien de las ayudas deberían tener rentas menores al 75% del IPREM.


Por su parte, María Luz Rodríguez, secretaria de Estado de Empleo, ha anunciado en la Comisión de Trabajo e Inmigración del Congreso que, con el objetivo de favorecer y facilitar la inserción profesional de los parados, la oferta formativa pública de 2011 tendrá una cuota reservada para los desempleados que agoten su protección por desempleo.

Incluso dio a conocer que desde febrero del próximo año existirá el doble de orientadores profesionales. Mientras éstos ascendían a 1.500 formadores en 2008, en el año venidero serán 3.000.

Así mismo, otro de los cambios que se implementará en el sector laboral es que a partir del 1 de enero las agencias privadas de colocación comenzarán a actuar en colaboración con los servicios públicos de empleo. Esto dará lugar a un sistema de colaboración público – privado en la búsqueda de empleo, en donde las agencias tendrán que atender a todos los desempleados y ofrecer servicios gratuitos a los trabajadores.

Con estos cambios, las políticas de empleo se han reformado y el Gobierno ha destinado para las mismas una inversión en torno a los 7.400 millones de euros. De esta suma, 2.236 millones son para programas de empleo, 2.678 millones para formación y 2.450 para bonificaciones a la contratación. Así, el 60% se aplica a la formación de los parados, y el restante 40% a los empleados.

Fuente: Empleo.elpaís

Foto: Formacion por olgaberrios en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...