Amor y trabajo, una relación cada vez menos de moda

Según un estudio de Randstad, un 30% de los empleados estaría dispuesto a enamorarse en el trabajo. El perfil más enamoradizo, indican, es el de una mujer de entre 26 y 44 años y con un nivel formativo medio. Dicho de otro modo, los porcentajes más favorables al amor en la oficina se corresponden con mujeres, gente joven y personas con un nivel formativo medio o bajo.

¿Te enamorarías en el trabajo?

Las relaciones amorosas en el ámbito laboral son el leit motiv de muchas series estadounidenses. Curioso que este hilo argumental se utilice con tanta frecuencia en un país en el que las empresas pueden penalizar la formación de una pareja entre compañeros. En España no existe legislación específica al respecto, pero sí voluntad por parte de un sector de la población activa de encontrar el amor en el puesto de trabajo. Según un estudio de Randstad, un 30% de los empleados estaría dispuesto a enamorarse en el trabajo.

El perfil más enamoradizo, indican, es el de una mujer de entre 26 y 44 años y con un nivel formativo medio. Dicho de otro modo, los porcentajes más favorables al amor en la oficina se corresponden con mujeres, gente joven y personas con un nivel formativo medio o bajo. En cualquier caso, un 8% del total de encuestados indica que no le importaría tener una relación sentimental en el ámbito laboral siempre y cuando no fuera con su jefe, lo cual aumenta la proporción general hasta el 38% de opiniones favorables.

Aunque el festival de amor parece servido, la muestra elaborada por Randstad refleja un descenso progresivo en el número de trabajadores dispuestos a encontrar el amor entre sus compañeros. Si comparamos los datos presentes con los de la misma encuesta realizada el año pasado, la percepción general muestra un descenso de nueve puntos porcentuales. Y si se comparan los resultados con los obtenidos en 2010, la caída es de un 15%.

Según Randstad, el motivo de este decrecimiento puede estar relacionado con el recelo que aún muestran algunas empresas por la mezcla entre la esfera personal y la profesional. Si a eso le sumamos un panorama que no está como para jugarse el puesto de trabajo, es natural que muchos prefieran reservarse la cuestión sentimental para su tiempo libre. En el trabajo toca ahora aprovechar al máximo las horas y dejarse de historias, que ya bastante crudo está el panorama.

Nada mejor que el día siguiente a San Valentín para hacer balance de la presencia del amor en el trabajo. Porque aunque a priori parecen dos conceptos difíciles de combinar (lo dicen muchos refranes, como aquel que recomienda no meter ciertas cosas donde se tiene la olla), lo cierto es que la jornada laboral debe resultar mucho más corta para aquellos que la comparten con la persona amada. En cualquier caso, y tras conocer los resultados de esta encuesta, os animamos a compartir vuestra opinión con nosotros. ¿Tendríais una relación amorosa en el trabajo?

Imagen: Fotograma del corto Post-it Love (Si & AD, Reino Unido, 2008).

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...