3 de cada 4 discapacitados no tienen empleo

Los discapacitados aun siguen sin contar con la misma igualdad que han exigido durante años

Son pocos los discapacitados con empleo

El número de discapacitados que labora en España es mínimo, realmente que de 4 personas solo trabaje una, es muy significativo; sin embargo habría que analizar además de la discapacidad que presenta la persona, qué posibilidades tiene para desenvolverse en un área laboral, es decir, qué sabe hacer y cuáles son las ofertas.

Muchas personas con discapacidad  tranquilamente se preparan para la vida, así que no es un condicionante que presente una discapacidad; pero a pesar de eso, otras no lo hacen y no tienen cómo enfrentarse a su situación de desempleo.

Población que representan los discapacitados versus desempleados

Para poder reflejar y manipular los datos es preciso hacer referencia a la fundación que los facilita. Una organización bien conformada que vela por los intereses de los discapacitados.

La Fundación Once es una organización con fines sociales, encargada de mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad, en España. En sus informes emite boletines respecto a la situación de trabajo de sus discapacitados y estos se enfrentan con los datos de la población en general, para dar un visto a la situación que aqueja.

La población conformada por discapacitados con edades oscilantes entre 16 y 64 años, es de 1.899.800 y de esta población sólo el 25,5% tiene una manera de sostenerse, con un trabajo remunerado. Por otra parte la población general, empleada alcanza el 65,9%; es decir que verdaderamente un porcentaje con respecto al otro muestra la diferencia.

La cantidad de discapacitados representa un 6,3% de toda la población española. Pero es prudente considerar que desde el 2008, la población ha aumentado en 1.026.500 personas. Todos estos datos los ha aportado la Fundación Once, y sus informes han hecho referencia a estas cifras además de su conexión en red; por lo que son confiables.

 El género puede influir

Al analizar los datos referidos a la diferencia de género se encuentra que las mujeres profesionales discapacitadas, ganan menos que los hombres discapacitados. Cuestión esta que demarca la brecha de género, en el mismo grupo de discapacitados. El pago que reciben las mujeres es de 17.730 euros y los hombres 21.079 euros.

Esta diferencia en el mismo grupo de discapacitados representa el 16%, por lo que es considerable. Por otra parte los datos indican que el acceso de los discapacitados al grupo trabajador no es nada sencillo y lo comprueban los valores de los informes emitidos. Existen diferencias marcadas entre los discapacitados y el resto de la población.

Si se elige una mujer discapacitada y se compara su sueldo anual con el de una sin discapacidad también se nota la disparidad de sueldos. El sueldo de la última será mayor que el de la primera. El valor promedio se remonta a 20.606 euros.

Influencia de la incapacidad permanente en la inactividad del discapacitado

La incapacidad permanente influye notablemente en la vida de estas personas. Su problema extendido en el tiempo repercute a la hora de asignarles siquiera una pensión. Dicha incapacidad permanente abarca el 62,3% en relación a pensiones. Esto origina un total de 1.254.200 discapacitados sin funciones laborales.

El desempleo en un número tan elevado de personas trae consecuencias y repercusiones sobre otros renglones o niveles que sostienen a un país (dígase político, social, económico, educativo, cultural, entre otros) que busca su estabilidad y/o ascenso en cuanto a economía y al aspecto social que también es de suma importancia.

Existen además 78.343 discapacitados que llevan más de un año buscando trabajo y aún no han encontrado (paradas de larga duración) lo que representa un 54,6% de los desempleados. Esta situación se presenta en dos espacios, el grupo de mujeres de 45 años y los que solo tienen estudios a nivel primario.

Según el Informe 5 de la Fundación Once, solo 1 de 4 personas discapacitadas tiene un lugar dónde trabajar. Eso significa que a nivel laboral las personas atraviesan una situación crítica que pudiera solventarse o palearse buscando algún mecanismo eficaz que les permita hallar un empleo.

Dada la cantidad de trabajos ofertados para esta población de discapacitados en el año 2008 y en vista de que solo asignaron de 339.119, unos 36.938, se estima una posible desinformación por parte de los empresarios, sobre el número real de solicitantes de empleo. Es decir que probablemente es un problema de comunicación.

La formación influye directamente sobre la obtención de un empleo

Es sabido por todos que el nivel de instrucción influye de forma determinante en la obtención de un empleo; al menos brinda mayores oportunidades, siempre se ha manejado esa idea. Así pues analizando los datos obtenidos por Odismet de la Fundación Once;  hay 92.200 personas discapacitadas sin estudios, lo que tal vez implique la posible causa de desempleo.

Según la Fundación, las personas discapacitadas que no tienen estudios con actividad representan el 2,4%, para estudios primarios 19,7%, para profesionales con solo educación secundaria 36,8% y con estudios superiores 53%, esos valores numéricos descifran lo que ocurre. En España el número de estudiantes con necesidades educativas especiales alcanza los 219.720.

Podría pensarse en un nuevo número de desempleo; pero afortunadamente el 83,4% está cursando estudios, se prepara en centros integrados, lo que implica una ganancia a futuro próximo, ya que eso implica que habrá posibilidad de incluirlos entre los que optan por trabajos que ameriten títulos. Estudiar es fundamental para todo.

La educación tiene la esencia de la existencia y del convivir en sociedad.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...