La actividad física intensa mejora el rendimiento académico

Un estudio publicado en la revista «British Journal of Sports Medicine» apunta a que los adolescentes que realizan una mayor práctica de actividad física al día consiguen unos mejores resultados académicos. Asimismo, el incremento del tiempo y la intensidad de la actividad física tenía más impacto entre las chicas que los chicos, especialmente en el área de ciencias.

actividad física

La práctica entre moderada y vigorosa de ejercicio físico contribuye a una mejora del rendimiento académico entre adolescentes, especialmente entre las chicas con las materias relacionadas con la ciencia. Según un estudio de la revista «British Journal of Sports Medicine» los adolescentes experimentan una mejora a largo plazo demostrando que cuando se practicaba un ejercicio más intenso se conseguía un mayor impacto en las calificaciones académicos.

Aunque los datos del estudio apuntan una relación clara entre deporte y rendimiento, todavía queda realizar una investigación adicional sobre esta materia, que podría tener grandes implicaciones para las políticas de salud pública y educación. Todo y así, en el estudio publicado en el «British Journal of Sports Medicine» se señala la práctica de un deporte de impacto moderado o vigoroso como responsable de que los alumnos adolescentes obtuvieran mejores notas.

La intensidad y duración de los niveles de actividad diaria de los alumnos que participaron en la investigación fueron registradas en períodos de tres y siete días desde que tenían 11 años de edad mediante un aparato electrónico. De media, los niños realizaban 29 minutos de ejercicio entre moderado y vigoroso, mientras que las niñas sólo empleaban 18 minutos; no obstante, ambos se situaban por debajo de los 60 minutos recomendados por especialistas.

Asimismo, también se analizaron las evaluaciones académicas de los alumnos en materias básicas como inglés, matemáticas y ciencias mediante las pruebas nacionales obligatorias que realizan los estudiantes británicos a los 11, 13 y 15-16 años. En la valoración de resultados se tuvo en cuenta otros factores que influyen en el rendimiento académico como la edad de la madre en el parto, el peso al nacer, el tabaquismo durante el embarazo, la ingesta de pescado azul, el paso a la pubertad, el peso actual y otros factores socioeconómicos.

El informe, centrado en la relación de actividad física y rendimiento académico, reveló que los estudiantes de 11 años que mejores resultados obtuvieron en las tres asignaturas realizaban mayor actividad física. Asimismo, también se apuntó que un impacto moderado a vigoroso influía mucho más a las chicas, que mejoraban sus notas en el campo de las ciencias. De igual modo, a los 13 años se relacionó de forma similar las buenas notas con una cantidad moderada de ejercicio vigoroso que los estudiantes habían tenido a los 11 años.

Del mismo modo, entre los 15-16 años los resultados de los exámenes nacionales también mostraron la existencia de un vínculo entre la práctica del ejercicio físico con la mejora de las calificaciones. Así pues, con un incremento en el rendimiento por cada 17 minutos adicionales al día en los varones y con mejoras «especialmente en el campo de las ciencias» a partir del aumento de 12 minutos al día en mujeres

Foto: PictureYouth

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...