Desigualdad laboral

Aún damos cuenta de la falta de igualdad laboral entre hombres y mujeres, reconociendo una brecha entre hombres y mujeres no sólo en los puestos a que una mujer puede aspirar sino también en los salarios a los que accede. Los mejores trabajos y los sueldos más altos, parecen reservados a los hombres y sólo en contadas ocasiones se puede ver a una fémina en un alto cargo gerencial (incluso cuando llega a estos puestos, su salario es más bajo que el que recibiría un hombre por idéntica labor).

Con esto en mente, parece fácil deducir que los puestos de trabajo para mujeres son peores pero cuando indagamos sobre la felicidad en el trabajo, es decir, a los niveles de satisfacción que se alcanzan en el trabajo, las mujeres reportan mayores niveles que los hombres.

La afirmación parte de una encuesta británica a gran escala para documentar el alcance de esta diferencia de género en ocho medidas de satisfacción en el trabajo y para evaluar la propuesta de hombres y mujeres en puestos de trabajo idénticos que deben ser igualmente satisfechos.

Ni los diferentes puestos de trabajo que los hombres y las mujeres tienen, ni los valores de trabajo distintos cuentan para la diferenciación pues se busca la noción de bienestar relativo, especialmente en cuando a las expectativas de los trabajadores.


Un hombre y una mujer en los mismos puestos de trabajo reportan satisfacción en el trabajo idéntico, pero las expectativas de las mujeres tienden a ser menores que las del hombre.

En la encuesta se les pidió que calificaran su satisfacción en el trabajo en una escala de uno a siete, en donde las mujeres dieron un promedio de 5,56 mientras que los hombres de 5.22.

Los expertos están divididos sobre las razones por las que las mujeres parecen sacar más provecho de su trabajo que los hombres. El profesor Andrew Oswald, de la Universidad de Warwick, que llevó a cabo la encuesta, dijo: “Hay un amplio debate sobre por qué las mujeres disfrutan más del trabajo. Algunos dicen que son más alegre que los hombres. Pero también podría ser que sus aspiraciones son más bajas.”

Otros datos recogidos por la encuesta encontraron que los empleados en general, disfrutaron de sus primeros años en el trabajo.

En general, los trabajadores de edad logran obtener la mayor satisfacción de sus empleos, mientras que los graduados universitarios son los más insatisfechos de todos, según una encuesta de 30.000 empleados. El profesor Oswald dijo al respecto: “Los jóvenes están felices de tener un trabajo. Pero a medida que crecen se dan cuenta de las ambiciones que no se cumpla con tanta facilidad”.

Los graduados a menudo se sentían frustrados de que estaban sobre calificados para el trabajo que estaban haciendo, según la encuesta.

Fotografía: Victor1558 en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...