Lenguaje corporal de mujeres directivas (algunos consejos)

Las mujeres, que solemos ser más expresivas y juzgadas en puestos que suelen ocupar hombres, debemos tener mayor atención al lenguaje corporal ya que algunos gestos pueden transmitir poca confianza y poca credibilidad. Para que esto no pase, expondremos diez errores corporales que suelen cometer las líderes féminas. Así que a tomar nota de ellos y evitar hacerlos.

Una lider mujer entre muchos hombres

El lenguaje corporal en el trabajo, en ocasiones, comunica y dice más que las propias palabras. Es un lenguaje que manda indicios, muestra el estado de ánimo, revela preocupación y ofrece mucha información sobre nosotros. En el ámbito del trabajo, a medida que se van escalando posiciones laborales, el lenguaje corporal cobra mayor importancia. Uno debe ser consciente y transmitir con las palabras y el cuerpo exactamente lo mismo.

Y las mujeres, que solemos ser más expresivas y juzgadas en puestos que suelen ocupar hombres, debemos tener mayor atención al lenguaje corporal ya que algunos gestos pueden transmitir poca confianza y poca credibilidad. Para que esto no nos pase, expondremos diez errores corporales que suelen cometer las líderes femeninas. Así que a tomar nota de ellos y evitar hacerlos.

Primer error: Inclinar mucho la cabeza. Si bien ésta es una señal que expresa que uno presta atención, si se hace en exceso o en reuniones importantes se puede entender como un gesto de sumisión ante quien esté hablando.

Segundo error: Encoger el cuerpo. El hacerse pequeñas, encogerse, el querer pasar como “desapercibida” es un gesto que no debe hacerse. Muchas mujeres, de forma inconsciente, realizan este gesto y debe corregirse. Lo que debe hacerse, para demostrar dominación, es estar visible, la sensación que debe tener la mujer es la de estar ocupando toda la oficina o sala de reunión.

Tercer error: Gestos infantiles. Aunque sean momentos tensos o con mucha presión, no se debe jugar con el pelo, joyas o cualquier otro elemento. Menos aún morderse las uñas.

Cuarto error: Asentir en exceso. Cuando una asiente con la cabeza expresa apoyo y compromiso, pero si lo hace en exceso es contraproducente porque resta autoridad y poder.

Quinto error: Tonalidad de la voz. Generalmente, cuando se afirma se eleva el tono de voz al final de la oración como si se estuviese pidiendo aprobación o haciendo una pregunta. Pero esto no es lo adecuado para demostrar autoridad. Se debe comenzar con un determinado tono de voz, luego subirlo y volver a bajarlo en el final.

Sexto error: Sonreír mucho. Una sonrisa expresa simpatía y amistad, pero en reuniones importante muestra una menor credibilidad. Así que a guardar las sonrisas en momentos serios.

Séptimo error: Esperar para hablar. Los hombres suelen ser quienes más hablan en las reuniones porque interrumpen en mayor medida. Y esto es lo que deben hacer las mujeres quienes tienden a esperar el momento para hablar. Hay que, de buena manera, interrumpir más y hacerse escuchar.

Octavo error: Expresar mucho. El lenguaje corporal tiene que estar presente, pero si es excesivo abruma. Sin dudas, este lenguaje debe acompañar al mensaje para ser más efectivo, pero en una justa medida. Evitar gestos excesivos o constantes.

Noveno error: Coquetear. Hay que abstenerse del coqueteo en las negociaciones o reuniones claves. Si bien son útiles para simpatizar, esto no es correcto cuando se negocia ya que se pierde ventaja competitiva.

Decimo error: Débil saludo. Nada de apretar las manos de forma débil. Esto transmite ser una persona pasiva y de poca confianza. Hay que saludar con un buen apretón de manos.

Tomen nota de estos errores y procuren no hacerlos. Cuidar la imagen y el lenguaje corporal es muy importante más para las mujeres que ocupan cargos directivos o ejecutivos.

Fuente: Equiposytalentos

Foto: Ejecutiva por Hamaikabat en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...