El nuevo perfil de la mujer por cuenta propia en España

Los tiempos han cambiado lo suficiente como para permitirnos decir que atrás quedaron los años en que la mujer tenía un ámbito laboral acotado debido a sus reducidas posibilidades profesionales.

Ciertamente, el terreno ganado en el ámbito profesional y laboral es vasto en todas sus dimensiones pero si en algo ha contribuido lo crisis actual respecto de la mujer trabajadora es a modelar y adaptar su participación en el mercado laboral conforme a los tiempos que corren.

Así, el perfil de la mujer trabajadora ha sufrido no pocas transformaciones y se destaca el crecimiento de la mujer autónoma que decide autoemplearse en actividades, principalmente, comerciales, hoteleras y de servicios del hogar.

Este nuevo perfil de la mujer autónoma ha sufrido variaciones a partir de la crisis pues en grupos familiares en los que el paro ha golpeado fuerte, la mujer española ha sentido la necesidad de salir a trabajar para compensar la caída de los ingresos de la familia.

Es ésta la razón por la cual, desde que inició la crisis, el colectivo de mujeres activas no ha dejado de crecer y en algunas regiones o comunidades, la cifra ha aumentado tanto como el 47% registrado en Navarra.


El perfil de la nueva autónoma en España no es el mismo que hace unos años. Actualmente, este perfil se generaliza en una mujer extranjera, de 40 a 59 años que se dedica a tiempo completo en una actividad relacionada con el sector de los servicios.

El  informe realizado por la patronal de grandes empresas de trabajo temporal (AGETT) y de Analistas Financieros Internacionales (AFI) da cuenta de que la mayoría de ellas son trabajadoras nacidas fuera de España.

Los autores del estudio subrayan que es muy probable que gran parte de estas mujeres que se han insertado en los últimos años en el mercado laboral como autónomas, provengan de la regularización de su situación como empleadas del hogar, que ha sido regulada por la Seguridad Social.

El colectivo de mujeres autónomas se ha incrementado durante el primer trimestre del año en 31.300 personas, sumando a otras cifras de crecimiento que se venían registrado en los trimestres anteriores hasta dar un total de población activa femenina que ha crecido en 153.700 mujeres entre el primer trimestre de 2011 y el primer trimestre de 2012. En contraparte, en igual período, el número de ocupadas se ha reducido en 186.800 personas (-2,3%). De ahí surge que el colectivo de mujeres autónomas se ha incrementado en 31.300 personas, lo que significa un ritmo interanual del 3,13%.

Fotografía: Kheel Center, Cornell University en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...