Sin empleo por culpa de las redes sociales

Las empresas se fijan cada vez más en los perfiles de los candidatos en trabajar para ellas en las redes sociales, lo que les puede costar el empleo, sobre todo a los jóvenes.

Más de una vez hemos hablado en Buscar Empleo de la importancia de las redes sociales a la hora de encontrar empleo. Internet nos puede servir como plataforma para darnos a conocer a las empresas y a sus equipos de recursos humanos, pero nuestra actividad en las redes sociales también nos puede dejar sin conseguir la plaza ala que optamos. Al menos, eso es lo que les ha pasado al 10% de jóvenes que afirman haber perdido un empleo a causa de su perfil en Facebook o Twitter.

Este es el resultado de un estudio realizado por el Young People’s Consumer Confidence (YPCC), que ha entrevistado a 6.000 jóvenes entre 16 y 34 años de China, Brasil, Nigeria, el Reino Unido, la India y los Estados Unidos. Pese a ello, un 66% de los encuestados asegura no estar preocupado por la impresión que puedan dar a las empresas a través de las redes sociales, por lo que no tienen previsto cambiar sus perfiles en ellas pese a la influencia que puedan tener en sus expectativas laborales.

Otro dato revelador es que la mayoría de los jóvenes crean y modifican su perfil siguiendo los gustos de sus amigos, y no el de los empresarios que podrían contratarlos en un futuro. Redes sociales a parte, en los países en vías de desarrollo un 88% de los encuestados está seguro de que su educación será mejor que la de sus padres, y un 89% confía en lograr un sueldo superior. Una respuesta que contrasta con el 64% de jóvenes que cree recibir una educación mejor que sus progenitores y el 60% que espera conseguir un salario superior.

La realidad es que las empresas se toman cada vez más en serio la gestión de su perfil en las redes sociales de los candidatos a trabajar en ellas. Se trata de una información fácil de rastrear, y las fotos en las que aparezcan, sus comentarios e incluso los “me gusta” pueden hacer que las empresas los descarten. Los jóvenes son el perfil de edad más propenso a crear y actualizar su perfil en las redes sociales, por lo que son las principales víctimas de esta práctica.

Aunque si tecleamos el nombre de alguien en Google se pueden encontrar nuestros perfiles en las distintas redes sociales, las opciones de privacidad pueden ser una herramienta bastante útil para ocultar información a las empresas, restringiendo a terceras personas el acceso a nuestro perfil. Al menos, en aquellas como Facebook que sirven para mantenernos al día con nuestros amigos. Otra opción es ser cuidadoso con lo que subimos y lo que decimos, ya que una foto o un comentario fuera de contexto nos pueden costar un trabajo.

Fuente: Madrid2noticias

Foto: Johan Larsson

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...