Vías de inserción laboral

Si lo que se desea en encontrar un empleo, de deben explotar todos los recursos y para ello, es necesario conocer el medio laboral y a nosotros mismos.

Una vez tomada la decisión de buscar trabajo, ya sea para insertarse en el circuito laboral o por un cambio dentro del mismo, es necesario realizar una autoevaluación que nos permita darle una dirección orientativa a la búsqueda a comenzar. Ya que muchas veces las personas no encuentran empleo porque no tienen un objetivo profesional claro, no saben por dónde empezar, ni qué información necesitan. Entonces, debemos dedicar un tiempo a conocernos a nosotros mismos y a conocer la situación del mercado de trabajo, tenemos que escoger profesiones objeto de nuestro interés y acordes a nuestras necesidades y valores.

La elección de objetivos profesionales se toman en función de nuestros intereses y el valor que otorgamos al trabajo, estos requieren el acompañamiento de una seria de instancias. Al haberse realizado una profunda investigación sobre el mercado, las condiciones personales y el objetivo profesional, es necesario conocer cuáles son las vías de inserción que contamos para acceder al empleo y en el caso que nos interese llegar a las empresas, conviene acudir a la mayor cantidad posible de intermediarios, que actúan de nexo de unión entre los candidatos y las empresas. Cuantos más candidatos utilicemos, mayores posibilidades tendremos en la búsqueda de trabajo.

Los medios de inserción son variados; y la efectividad de los mismos es diversa. Lo primero que hace una persona que se pone en campaña para conseguir un empleo es dirigirse a un puesto de periódicos y adquirir un ejemplar de diario local más popular. Allí seleccionará la sección de los avisos clasificados, donde podrá encontrar pedidos laborales de todo tipo, y quizás entre ellos, pueda localizar lo que está buscando. Si bien este es el primer paso, es importante tener en cuenta que sòlo el 2% de las personas consiguen un empleo como producto de algunos de estos anuncios.

Se puede hacer una clasificación de estas publicaciones; los avisos “trampa” son aquellos que no definen la empresa solicitante ni suministra datos del rubro o dimensión de la misma, tampoco define cuál es el puesto a cubrir ni las tareas, ofrecen buenos sueldos iniciales. Los requisitos de ingreso son bajos y por lo general no pagan sueldo básico. Los avisos anónimos son aquellos que intentan no mencionar la empresa que solicita el puesto a cubrir para no darla a conocer, por ser una búsqueda confidencial, y comúnmente dan una casilla de correo, mail o consultora de personal para que realicen la búsqueda. Los avisos estándar, suelen mostrar sin dificultad los datos solicitados con el perfil de empleado requerido y los beneficios para el mismo, y por último, los avisos ofrecidos son aquellos publicados por los postulantes. Describen sus características principales como profesión, experiencia y datos de contacto, entre otros.


Otras vías de inserción resultan ser las consultoras de recursos humanos; éstas son contratadas por las empresas para que realicen la búsqueda de personal, en función de un perfil determinado. O sea, que se terciariza esta tarea. En muchas oportunidades la consultora utiliza para el proceso su propia base de datos y en otros casos utiliza otras fuentes de reclutamiento. La manera de presentarse a las consultoras es mediante la entrega del currículum o ingresando los datos por internet.

Otro modo de conseguir un puesto de trabajo es recurrir a agencias de trabajo temporal. Estas son las responsables de contratar personal por un tiempo preestablecido. En este caso la persona es empleada de la agencia, quien será responsable de los pagos de sus honorarios, vacaciones, y resto de pagos y beneficios que en relación de dependencia, suele hacer el empleador. Las empresas de estas características, realizan entre el 15% y el 20% de los contratos en el sector servicios, industria y construcción, y uno de cada tres contratados se queda finalmente en la empresa usuaria.

Una vía más doméstica es la red de contactos, también denominada circuito informal, se conforma por la red de amigos, conocidos, ex compañeros de trabajo, estudios, familiares, entre otros. Se trata de revisar nuestra agenda para ver quién puede recomendarnos a una empresa o allanarnos el camino para entrar en ella. Un dato importante es que la red de contactos, resulta el principal medio para la obtención de un puesto de trabajo, por lo que es el medio más eficaz y rápido; hasta el 70% de los contratos se realizan a través de recomendaciones de conocidos.

Por otro lado, mediante internet, se puede acceder a una red de contactos y bolsas de trabajo, con sólo ingresar el currículum, y, entre otras cosas, lo que permite es la posibilidad de facilitar enormemente el vínculo entre los postulantes y las empresas. En determinados sitios también se puede efectuar una búsqueda para encontrar información específica. La red ahorra tiempo y dinero tanto a los solicitantes de trabajo como a las empresas. Los puestos más buscados por este medio las actividades relacionadas a tareas informáticas, ingenieros, empleados de banca, hostelería y turismo.

Una vía un tanto alejada a la tecnología son las presentaciones espontáneas. Se trata de que el postulante, sin responder específicamente a un aviso publicado o a un puesto de trabajo en particular, se dirija a una empresa para darse a conocer. El postulante ofrece sus servicios, enviando su currículum a la empresa donde desea y cree que puede trabajar, para que sus antecedentes sean ingresados en una base de datos y ser convocado ante alguna vacante. Los curriculums presentados por esta vía son una muy buena alternativa para formar parte de la base de datos de las empresas que reclutan personal y cubren las vacantes con sus propios postulantes.
Por último, se puede recurrir a los servicios públicos de empleo. Se refiere a instituciones públicas que ofrecen a la población los servicios de orientación de empleo, formación gratuita, asistencia al autoempleo, y demás. No disponen de gran oferta de empleos y su porcentaje de colocación es bajo, tan sólo 8% al 10% de las personas que buscan trabajo, lo consiguen por este medio.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...