Todos los gastos que se pueden deducir los autónomos

Estos son los gastos que se pueden deducir los autónomos

Todos los gastos que se pueden deducir los autónomos

En el desarrollo de su actividad profesional como empleados por cuenta propia, los autónomos deben conocer de manera detalladas cuáles son los gastos deducibles. De esta manera, el cierre de cada trimestre resulta mucho más sencillo y llevadero. Deben conocer cuáles son los gastos que se pueden deducir por su actividad y, de este modo, reducir el importe de los impuestos a pagar.

Lo primero y más importante es señalar que son gastos deducibles todos aquellos gastos que resultan imprescindibles para el desarrollo de la actividad empresarial o profesional. Por supuesto, para poder deducir los gastos deben estar debidamente justificados con una factura.

En el caso del IVA, es importante indicar que, el plazo para deducir los gastos prescribe una vez transcurridos cuatro años. Además, la cuota del IVA soportado es deducible, siempre y cuando el gasto guarde vinculación directa con la actividad.

Listado de gastos deducibles

  • Material para la actividad: los trabajadores autónomos tienen derecho a deducirse el 100% del IVA del gasto en materiales y productos necesarios para el desarrollo de su actividad. Tal y como hemos señalado, es imprescindible presentar factura y, sobre todo, demostrar que realmente el gasto está dirigido a la actividad.
  • Gastos de manutención: son muchos los autónomos que no saben que pueden desgravarse los gastos en dietas que llevan a casa fuera de sus domicilios, en restaurantes o bares. Para poder llevar a cabo la desgravación hay que pagar con tarjeta y guardar el ticket original.
  • Transporte y viajes: también es posible deducir todos los gastos de desplazamiento en trenes, aviones u hoteles, entre otros, siempre y cuando quede debidamente acreditado que dichos desplazamientos se han dado por la actividad.
  • Servicios profesionales externos: por supuesto, los servicios profesionales externos, de abogados, economistas, gestorías y asesorías, entre otros, también son deducibles para los empleados por cuenta propia.
  • Reparaciones: se pueden deducir los gastos derivados de trabajos de mantenimiento, adaptación de bienes y repuestos para la actividad laboral.
  • Tributos: en cuanto a los tributos que son deducibles desde el punto de vista fiscal, se engloban el Impuesto de Actividades Económicas y el Impuesto de Bienes Inmuebles.
  • Formación: los gastos de formación también son deducibles si están directamente relacionadas con la actividad profesional.
  • Salarios de los trabajadores: y, por último, si el autónomo tiene trabajadores a su cargo, también puede deducirse sus sueldos, además de las pagas extraordinarias y otros gastos vinculados, como incentivos o dietas.
Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...