Negocios que se reinventaron en latinoamérica y funcionarán después de la pandemia

Estos negocios siguieron laborando en la pandemia por sus increíbles inventos

Importantes negocios que se reinventaron en medio de la pandemia

La abrumadora realidad de la pandemia del covid-19, con sus estrepitosas consecuencias económicas, llevó a muchos negocios al cierre o, en el mejor de los casos, a replantearse su estructura.

Los gobiernos de algunos países en Latinoamérica han anunciado medidas de auxilio para las pequeñas y medianas organizaciones (pymes) en medio del confinamiento y de una paralización de la actividad.

El panorama es árido: la proyección es que la economía de la zona, incluido el Caribe, se va a contraer un 5,2%, según prevé el Fondo Monetario Internacional (FMI).

“Las pequeñas y medianas empresas que dependen de las ventas diarias y tienen escasas o nulas reservas de liquidez también pueden verse sometidas a un grave estrés financiero y es posible que tengan que despedir trabajadores”, expone un informe anunciado en abril por el Banco Interamericano de Desarrollo.

Pero las pymes inclusive pueden ser “parte de la solución para salvar vidas”, señala en el blog del BID el consultor Nicolás Cañete. “Estas empresas tienen un papel clave en la provisión de productos y servicios esenciales para la población durante la crisis”, expone.

Negocios que funcionarán después de la pandemia

Aquí vamos a mencionar alguno de los negocios forzados por la pandemia, se reinventaron y han conseguido no solo sobrevivir, sino crecer. Sabemos lo importante que es el no quedarse atrás en cuanto a lo económico, por ello muchas organizaciones se plantearon ideas con las cuales no erraron al blanco.

Y es que en tiempo de pandemia a muchos les urgía reinventarse y esta es una de esas empresas.

1 – Una discoteca (online)

Una reunión en la que hay 500 personas, bailarinas, un animador, un dj. Todo por Zoom. Sebastián González, quien es colombiano lleva 10 años “fundando experiencias” en el área del entretenimiento en Bogotá y su organización es socia de un grupo empresarial que posee varias discotecas en la ciudad.

Consciente de que el volver a abrir las discotecas y bares no se ve aun posible en el futuro cercano por consecuencia de la pandemia, a González se le paso por la mente crear fiestas por Zoom, la herramienta de videollemada que ha tenido su popularidad en los últimos tiempos.

Cuando comenzó, a finales del mes de marzo, eran gratis y entraron hasta 500 personas. En las últimas fiestas, se cobraba una entrada de US$5 a los hombres y las mujeres podían entrar gratis, una estrategia de mercadeo usada comúnmente en las discotecas.

“Entendimos que hay mucha gente sola en su casa que está buscando una opción de entretenimiento y de pasar el tiempo”, menciona. La “promesa de valor” es que los asistentes tengan nuevos amigos, algo que ya ha pasado, pues algunos quedan conectados vía WhatsApp y mantienen la comunicación.

Las fiestas han avivado el interés de gerentes de marca de algunas licoreras, que han comenzado a desarrollar con González estrategias para promocionar la venta de sus productos.

2 – Tapabocas de cobre

Cuando la chilena Luz Briceño abandonó el diseño de modas en años pasados, comenzó a investigar cómo podía producir textiles que tuvieran propiedades antibacterianas al estar hechos con cobre.

Se ligó con una ingeniera comercial, Rocío Cassis y con Soledad Silva, quien inspecciona la producción y posee experiencia con textiles. Instauraron una organización llamada The Copper Company. Antes de la llegada del covid-19, Briceño señala que estaban pensando en crear textiles para usar en quirófanos.

Pero con la pandemia, giraron la atención hacia lo más importante y comenzaron a realizar mascarillas con telas hechas con nanopartículas de cobre, una decisión que también otras organizaciones chilenas que trabajan con cobre han emprendido en el país que más engendra este mineral en el mundo.

“El cobre tiene el beneficio de que es antimicrobiano y hay muchos estudios dando vueltas que indican que un microorganismo o virus respiratorio muere a las cuatro horas sobre una superficie de cobre”, comenta Briceño.

Estas y otras muchas organizaciones se han reinventado tras la pandemia, sabemos que siempre se saca algo bueno de lo malo y este es un gran ejemplo de ello. Por eso quisimos mostrarte algunas de las empresas que han cambiado sus horizontes o mejor dicho, su clientela.

3 – Escudos de producción

Francis Murillo quien es una arquitecta venezolana lleva 6 años en el negocio de los cortes láser e impresión 3D con su organización 2MD Láser y jamás pensó que en algún momento serviría al sector médico.

Generalmente, su clientela está entre alumnos de arquitectura y profesionales que mandan hacer sus maquetas, decoradores de interiores u organizaciones que le piden fabricar regalos ejecutivos.

Pero todo cambió con la llegada de la pandemia a el país de Venezuela. Y en pocas semanas, esta arquitecta ha hecho alrededor de ocho mil viseras protectoras para personal médico, un mecanismo importante en el uniforme de quienes tratan a pacientes con covid-19 o realizan pruebas diagnósticas.

Todo comenzó con un llamado de la organización Code4Venezuela, explica Murillo, que consiguió “articular una red de espacios de impresión 3D para imprimir viseras”.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...