Mobbing o cómo acabar con la moral de los empleados

48036487_d8f95f084b.jpg
Esta semana conocíamos la noticia referida a que más de siete millones de trabajadores están afectados por el estrés y por el mobbing. Al estrés laboral ya lo conocemos de sobra pero, ¿qué es realmente esta nueva enfermedad que parece estar de más actualidad que nunca?

El acoso moral o psicológico se basa en la intimidación en el trabajo, ejercida por superiores jerárquicos o compañeros a través de comportamientos agresivos, vejatorios y abusivos de manera continuada. La finalidad de estos comportamientos es acabar con la reputación de la víctima, impedir el buen desarrollo de sus tareas y conseguir que decida abandonar su puesto de trabajo impidiendo, así, que la empresa deba despedirlo.

Existen dos tipos de mobbing diferentes: el bossing y el mobbing propiamente dicho. El primero se da cuando es un superior quien lo practica para evitar despedir al trabajador y ahorrarse, así, los costes derivados de su decisión, cuando el hostigamiento lo realizan los propios compañeros su denominación es mobbing.

Hay dos factores que se suelen dar en este acoso laboral: se produce en privado o con personas que nunca afirmarán haber visto u oído nada y la culpabilidad y vergüenza que desarrolla la víctima.

La formación en el acoso laboral es uno de los agentes más destacables para prevenir el mobbing. Sin embargo, una vez que éste se haya empezado a desarrollar lo más aconsejable es comunicárselo a los compañeros de confianza, solicitar la intervención de la organización, comunicárselo a la inspección de trabajo y pedir la colaboración de las Unidades de Salud Laboral.

Conoce la historia de una víctima del mobbing.
Recomendaciones ante el mobbing.
Conoce las diversas fases del mobbing.

Foto: Fuzzcat

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...