Los consejos para enfrentar el desempleo, de alguien que ya ha vivido varias crisis

En base a las situaciones vividas como empleado y consultor independiente, comparto algunas sugerencias para quienes están sin trabajo.

Crisis 2001

No lo he comentado en posts anteriores, soy argentino.

Además de una virtud o un defecto, según desde dónde se lo mire, tengo en mi “CV” el haber sobrevivido a varias situaciones de inestabilidad. Y éstas – probablemente hayan tenido noticias, oportunamente – son casi un clásico en nuestro país.

La última gran crisis, por ejemplo, fue a principios del 2001 que incluyó la renuncia de un presidente en el medio de su mandato, la sucesión de 5 mandatarios y sus dimisiones hasta un nuevo llamado a elecciones, la devaluación de nuestra moneda en un 300 % que incluyó la correspondiente inflación/aumento de precios.

Y, para completar, una tasa de desempleo que llegó al 20 % en algunas regiones del país. Creo que el refrán – ¿en España se usa? – “siempre que llovió, paró” es casi el de cabecera para los que habitamos estas pampas.



Cómo sobrevivimos, qué hicimos y qué dejamos de hacer es lo quiero transmitir en este post para compartir experiencias que, quizás, puedan serles útiles.

La actitud.

La sensación de no generar ingresos, haber sido desvinculado y estar inactivo causa – a quién más a quién menos – confusión y desvalorización. Economizar y, al mismo tiempo, generar nuevos ingresos será EL OBJETIVO.

a) Capacitarse, si es posible. De acuerdo al momento profesional y al capital disponible puede evaluarse el invertir en formación siempre y cuando exista un respaldo seguro, que garantice el día a día.

b) Encaren funciones del hogar que le permitan una reducción de sus gastos fijos pero no dejen de trabajar en la generación de nuevos ingresos. Disminuyan gastos superfluos. Descubriremos que podemos sobrevivir con menos salidas a los restaurantes, poca ropa, muchas reuniones en casa y con amigos, deporte gratuito, regalos sencillos y un abono de Internet o teléfono móvil más económico.

c) Hablen y compartan. Quienes están cerca estarán abiertos a saber qué les pasa, les recordarán su valor y, seguramente, aporten ideas. Compartir refuerza los vínculos, los hace más sólidos y duraderos. Escuchen a quienes quieran conversar y estén en la misma situación, no es cuestión de victimizarse sino de aunar esfuerzos.

d) Sean tolerantes y comprensivos consigo mismo y con los demás: de nada sirve echar ni echarse culpas, esta situación es pasajera y el tomar un rol activo, permitirá revertirla.

e) Paciencia y perseverancia son las competencias de turno. Hay que insistir, pensar en alternativas, proponer, probar, corregir y volver a insistir.

Cómo buscar empleo.avisos de empleos

 Hace tiempo que estoy en contacto con blogs de habla hispana y noto que cuentan con mucha participación y se generan interesantes debates. En las últimas semanas observé, como tema recurrente, una discusión respecto de la efectividad de los portales de empleo como herramienta para encontrar trabajo… Creo que, en este momento, es casi irrelevante analizar detalladamente las estadísticas: debemos aprovechar las herramientas disponibles

a) Envíen sus CVs a los avisos publicados en cualquier medio, aún cuando sientan que están sobre o sub calificados o que no cumplen exactamente con lo requerido en el perfil. Los proyectos de las empresas tampoco son tan claros en estos momentos y las perspectivas respecto a las competencias que se requieren para el puesto, pueden cambiar de acuerdo a la oferta que reciban. Quizás prefieran incorporar a alguien más junior y con menos pretensiones, o a un postulante con mayor expertise y con salario más bajo que el que tendría en épocas de “buenas ventas”. También puede suceder que la elección se oriente hacia una persona con competencias adquiridas en áreas diferentes a las que requiere el anuncio.

 b) Muevan su red de contactos. Amigos, familiares, colegas, ex compañeros y contactos de contactos, forman parte de un entramado de relaciones que podría proporcionarles una oportunidad laboral. Recuerden que es importante estar “en el lugar justo, en el momento indicado” y que para lograrlo hay que ayudar a las estadísticas, estando presente.

c) Tomen el buscar trabajo, como un trabajo. Ya lo verán: cuando se empieza a dinamizar la red de contactos van surgiendo nuevos nombres y motivos por los cuales enviar un correo, hacer un nuevo llamado o contacto a través de la red social en la que participamos. Recuerden que es importante estar activo. El recibir respuestas implicará reconocimiento y mejorará nuestro ánimo y manera de ver las cosas.

d) Intervengan en foros, grupos, redes sociales y, si pueden, creen su propio medio de contacto con la comunidad digital. Será una manera de estar presente y generar oportunidades.

 

ideasdenegocios

La posibilidad de una actividad independiente.

Cada uno tiene su momento. Hay quien espera a “rascar el frasco”, hay quien prefiere no estar en casa y hay quien habrá encontrado la oportunidad y el empujón para lanzarse como autónomo. En cualquiera de estos casos un proyecto independiente puede ser opción de nuevos ingresos y, quizás, de un desarrollo con vistas al futuro. Algunos consejos:

a) Sean prudentes. Intenten comenzar prestando sólo servicios, sin realizar ninguna inversión. Aquellas historias que muestran planes de negocios perfectamente armados, inversores, plazos y retornos son para los casos de estudio. Ojalá lleguen a ese punto pero, por el momento, sólo arriesguen si cuentan con un fuerte respaldo y la inversión es mínima en relación al capital.

b) Empiecen solos, recién cuando tengan mayor actividad piensen en una ayuda y qué relación les conviene establecer con quien les dará una mano.

c) Sean generosos y justos. Esto vale tanto para sus contactos (ayuden a quien les pide un favor, es bueno contar con créditos…) como para con quien colabore con Uds.

d) Recuerden que los negocios llevan su tiempo. Quizás deban tener varios trabajos independientes diferentes hasta que alguno tome mayor vuelo y merezca dedicación exclusiva.

e) Toménse el trabajo de generarse trabajo. También cuando hablamos de autoempleo, son las redes de contacto el medio indicado para construir una oportunidad. Piensen en cómo pueden abaratar los costos de alguna empresa o persona; seguramente conocerán la estructura de la empresa en la que trabajaron hace un tiempo y pueden imaginarse en “dónde les aprieta el zapato”, por ejemplo. Analicen qué servicio pueden ofrecer que resulte más efectivo y económico y que se transforme en un costo variable para el futuro cliente.

f) Estén dispuestos a hacer tareas que pueden ser poco agradables o de poca calificación: forman parte de cualquier trabajo. Hace unos días una exitosa profesional, abogada, me decía “la profesión es así: 15 minutos al mes te sentís Perry Mason, todo el resto es pura burocracia”. Cuando se es autónomo hay que trabajar, cobrar, pagar, llevar la factura y limpiar la oficina y, mientras tanto, seguir consiguiendo clientes. ¡Todo hecho por el único dueño y empleado!

El desempleo es una situación compleja que tiene implicancias en todas las áreas de la vida y cada quien encontrará su manera de resolverlo. Hasta aquí los consejos que se me ocurren en base a mi experiencia personal, espero les sirvan. Seguramente habrá otros que, quizás, se ajusten mejor a sus realidades y objetivos. No dejen de escucharlos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...