Gestos en la entrevista laboral: qué hacer y no hacer

El lenguaje corporal es uno de los factores a los que también debemos prestarle atención en el marco de una entrevista de trabajo. No solo lo que decimos con palabras es importante, sino también lo que dejamos ver con gestos y movimientos de nuestro cuerpo.

El saludo es un aspecto muy importante

Son muchísimos los aspectos que uno tiene que tener en cuenta a la hora de afrontar una entrevista laboral, la imagen, los test psicotécnicos, el lenguaje, el curriculum, etc.  Sin embargo esto no es razón para preocuparse o ponerse nervioso, todo lo contrario. Toda esta información y modos de prepararnos y comportarnos, antes, durante y después de una entrevista de trabajo tienen que servirnos para  llegar mejor preparados y, como consecuencia, más tranquilos.

El lenguaje corporal es uno de los factores a los que también debemos prestarle atención en el marco de una entrevista de trabajo. No solo lo que decimos con palabras es importante, sino también lo que dejamos ver con gestos y movimientos de nuestro cuerpo.

A partir de ello existen diferentes pautas relacionadas a lo que debemos hacer y a aquello que no debemos hacer jamás en una entrevista laboral.


Desde el modo de saludar o dar la mano, hasta la forma de despedirnos, todo es importante al momento de la entrevista. A partir de ello, hay gestos que serán muy bien vistos por nuestro interlocutor. Revisemos algunos de ellos.

Demostrar que uno es una persona agradable es una buena herramienta para convencer a la otra persona. Para ello es importante sonreír en los momentos oportunos.

También es necesario que demostremos interés y atención en lo que el entrevistador nos dice. Para ello es importante que inclinemos la cabeza como afirmando, mirando siempre a los ojos.

Cuando llegue el momento de responder a sus preguntas, además de contestar de forma firme, convencida, y con respuestas ricas en matices, podemos acompañar nuestras palabras gesticulando de forma tal que podamos mostrar las palmas de las manos, ya que esto indica sinceridad.

Además, también podemos juntar los pulgares, gesto que indica confianza en nosotros mismos.

En otro de los aspectos, la forma de sentarnos también es importante. En este caso, procuraremos lograr una posición erguida, pero no rígida, dando la impresión de que nos sentimos cómodos. Ni al borde de la silla, ni estirados en ella.

Por último, también debemos evitar cruzar los brazos, ya que esto revela una actitud defensiva.

Pasemos a todo aquello que debemos evitar en una entrevista laboral.

En este punto comenzaremos con evitar dar la mano de forma blanda, falto de energía y decisión.

En otro punto, como dijimos anteriormente, debemos evitar sentarnos muy hacia atrás, ya que indica desinterés, pero también hacerlo muy hacia delante, ya que indica nerviosismo.

Mirar de reojo sin sonreír, mover los pies, tamborilear los dedos o mirar el reloj, también son otros de los gestos que no podemos realizar durante una entrevista de trabajo.

Debemos recordar que el lenguaje corporal es tan importante como el lenguaje verbal, no siempre aparece innato en nosotros, sin embargo, con un poco de práctica, concentración y siguiendo algunos consejos, la tarea será tan sencilla que comenzará a formar parte de nosotros.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...