Estas son las claves para saber si tu contrato laboral es correcto

Descubre la forma correcta de como debe ser un contrato laboral

Conoce las claves para la realización de un contrato laboral correcto

Cuando se consigue un trabajo es sumamente importante cerciorarse que cada una de las cláusulas que el contrato laboral posee sean las correctas, y que estén al margen de lo legal y de lo pactado entre el trabajador y la empresa. Y esto es porque al saber si el contrato es correcto evitas ser engañado.

Por más desesperado que estés por el trabajo, no firmes un contrato laboral sin ni siquiera leerlo, ya que han ocurrido casos de personas que luego de poner su rúbrica se dan cuenta de que hay cláusulas que no son legales o que no les favorecen, ya que por lo general cuando un contrato no es legal afecta casi siempre al trabajador. Para que esto no te ocurra aprende de estas claves.

Claves para cerciorarte si tu contrato laboral es legal

Muchos son los trabajadores que desconocen las estipulaciones legales que deben estar claramente escritas en un contrato laboral, si eres uno de esos llegaste al sitio perfecto, porque aquí aprenderás todo lo que debes conocer sobre un contrato de trabajo antes de firmarlo.

1) Leerlo minuciosamente

Al tener el contrato de trabajo en tus manos procura leerlo detenidamente, trata de que no se te escape leer ninguna línea, y recuerda leer hasta los párrafos más pequeños que tenga el contrato, así podrás detectar a tiempo cualquier aspecto que no sea del todo legal o que esté fuera de lo acordado, ten presente que bajo lo que esté allí escrito será la relación que tendrás con la compañía.

2) No te quedes con dudas

Quedarse con las dudas por no comprender completamente algo que está escrito en el contrato laboral es lo que no debe ocurrir, así que si no entiendes algo y tienes dudas no te limites a preguntar, no dejes que el miedo te ponga límites al pensar que puedes aparentar ser una persona desconfiada, y no precavida.

3) Tipos de contratos

Respecto al tipo de contrato es primordial que chequees que en él estén fijadas las tareas, turno de trabajo y demás, y que sea un contrato laboral y no mercantil. Además de esto de los laborales existen varios tipos que es necesario conocer, entre los que está el que es por obra y servicio, realizado para la ejecución de un proyecto de duración indefinida.

Hay otro tipo de contrato que es el eventual, este se hace cuando la empresa se ve en la necesidad de buscar personal para cerrar contratos por circunstancias de mayor producción en un tiempo determinado, estos duran máximo 6 meses y la compañía debe decidir si reemplazar al trabajador o contratarlo indefinidamente, al igual que el contrato de prácticas, solo que este puede ser hasta por 24 meses.

También existen los contratos temporales para personas con alguna discapacidad superior del 33% y a quienes tengan pensión de incapacidad; y los contratos laborales por interinidad que se hace para sustituir a un trabajador que está de permiso por un tiempo, bien sea por maternidad o por problemas de salud. 

En casi todos los tipos de contratos ya mencionados es habitual que los trabajadores realicen periodos de prueba, pero las pruebas para saber si eres adecuado para el trabajo puede ser algo negociado y acordado entre la compañía y el trabajador.

1) Sueldo

En algo que debes estar muy pendiente en el contrato laboral es con el salario que se fija en el mismo, corrobora si coincide con el sueldo ya pactado y que está al margen de la categoría profesional, y que corresponda con el puesto de trabajo, nunca debe estar por debajo. El dinero extra que algunas empresas dan como ayudas, no necesariamente deben ir reflejado en dicho contrato. 

2) Jornada y vacaciones

La cantidad de horas de trabajo, bien sean diarias o semanales debe ir estrictamente reflejadas en el contrato, pero además de las horas de trabajo, en un contrato no puede faltar los días laborales. También es fundamental que el número de días de descanso vacacional sea el fijado en el convenio.

3) Cláusulas adicionales en un contrato

Casi siempre las cláusulas adicionales de algunos contratos laborales están relacionadas con la confidencialidad, derechos de autor o la exclusividad, y aunque por lo general no suelen tener mayores problemas, pero algunas si se incumplen puede llegar a ocurrir el despido.

Ante esto es preferible leer con mucho cuidado todas las cláusulas para saber si te conviene firmarlo y comprometerte en no incumplirlo, recuerda que es mejor estar al tanto de todo para que no te agarre de sorpresa cualquier eventualidad, que pueda llegar a ser un tanto desagradable.

4) Exigir una copia del contrato

Al firmar cada contrato no olvides que debes exigir una copia del mismo, ya que  es recomendable tener una copia para así comprobar la vida laboral dentro de la empresa.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...