Escucha empática en la empresa

Mediante el habla los seres humanos tenemos un fuerte canal de comunicación. Un canal comunicativo que no muchas personas sabemos apreciar. Es por ello que aquí repararemos en la escucha empática, un tipo de escucha que nos lleva a ponernos en el lugar de la otra persona intentando ver la realidad desde su marco de referencia. Este tipo de escucha añade un gran valor para la persona que la practica como para la propia empresa.

"Yo tengo una voz": Hay que saber escuchar

Mediante el habla los seres humanos tenemos un fuerte canal de comunicación. Es un canal rico y permite transmitir conocimientos, ideas, sugerencias y consejos entre varias cosas más. Sin embargo, no muchas personas sabemos apreciar esta forma de comunicación.

En el ámbito empresarial, por su parte, no se hace caso omiso a esta falta de apreciación del habla. Y uno de los puntos más criticados es la mala predisposición para escuchar. Dicho en otras palabras, las personas tendemos a cerrarnos en nuestros pensamientos, ideas y formas de entender las cosas y, por este error, no sabemos escuchar al otro.

Cuando esto último sucede, hay un quiebre importante que puede perjudicar a la organización y al curso normal y exitoso de los negocios. De esta forma, por no escuchar al resto de los compañeros de trabajo se pueden dejar pasar ideas brillantes e incluso por no saber escuchar a otros departamentos de la empresa se llega a situaciones donde la gran perjudicada es la propia organización.



En la mayoría de los casos, los seres humanos tendemos a sólo exponer las propias ideas, razones o explicaciones, minimizando las ideas y opiniones de los pares. Esto es un grave error ya que no hay que descuidar lo que las otras personas tengan para decir.

Por todo esto,  y mucho más, hay que reparar en la escucha empática. Este tipo de escucha nos lleva a ponernos en el lugar de la otra persona intentando ver la realidad desde su marco de referencia. Así mismo, cuando uno se ponga en el lugar de la persona que habla debe evitar introducir sus propias apreciaciones y preconceptos a la comunicación.

Logrando lo antedicho, la comunicación se torna más amena y las personas aprendemos a escuchar empáticamente, lo cual conduce a una mejora individual y empresarial.

Además, este tipo de escucha en la empresa, amén de que deba ser practicada por todas las personas, es clave para quienes ocupan puestos jerárquicos ya que posibilita un mejor contacto con sus equipos de trabajo dando la posibilidad de que todos se sientan escuchados y comprendidos.

También, cuando una persona percibe que el otro tiene predisposición para escuchar se siente motivada para hablar, realizar aportes y tener un comportamiento proactivo.

Es por todo lo expuesto que las empresas (las personas que forman las empresas) deben cuestionarse y replantearse este importante tema de la escucha empática haciendo lo necesario para que ésta sea un habito de todos los que conforman la misma.

Fuente: Arearh
Foto: Escuchar por Josephgilbert.org en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...