¿Eres autónomo y no cobras las facturas? Esto es lo que debes hacer

La Ley de Morosidad establece un plazo máximo de 60 días

Uno de los principales problemas a los que se enfrentan los trabajadores autónomos es el impago por parte de sus clientes. En muchos casos no saben cómo actuar ante los morosos ni cómo reclamar el pago de las facturas. Del mismo modo que en cualquier otro ámbito de la vida, lo primero y más importante es tratar de llegar a un acuerdo amistoso.

La Ley de Morosidad establece un plazo máximo de 60 días para proceder con el pago de una factura, aunque son muchos los clientes que superan este límite. Según la Asociación de Trabajadores Autónomos, el 39% de los autónomos ha sufrido algún impago a lo largo de 2019, de los que el 20% asegura haber tardado más de seis meses en cobrar las facturas emitidas a sus clientes.

  • Cliente y factura: uno de los aspectos más relevantes es conocer al cliente antes de prestar un determinado servicio. Conocer a ciencia cierta si realmente puede hacer frente a las obligaciones es clave para evitar sorpresas inesperadas. Por supuesto, la factura debe estar correctamente desglosada, indicando detalles tan importantes como el servicio prestado, los datos de proveedor y cliente, y fecha límite de pago.
  • Condiciones de pago: como resulta lógico, hay que acordar los términos de pago de manera directa, ya sea de forma presencial o virtual. Esto debe quedar claro desde un primer momento para que cuando el cliente acepte el servicio, conozca y acepte los plazos para abonar la factura. Una opción para blindar de alguna manera el compromiso con el trabajo realizado es solicitar parte del pago por adelantado.
  • Empresas de recobro: cuando se llega a una situación límite y no hay forma de llegar a un acuerdo amistoso, es posible acudir a una empresa de recobro. En los últimos años muchas compañías se han especializado en la gestión de la recuperación de deudas. El primer paso es ponerse en contacto con el cliente moroso y tratar de llegar a un acuerdo. Si no surte efecto, las empresas de recobro pueden iniciar un proceso por vía judicial. La última vía a la que pueden recurrir los autónomos para recuperar su dinero es la de iniciar un procedimiento monitorio notarial. Se conoce como tal al proceso especialmente indicado para la reclamación de impagos y, en caso contrario, solicitar el embargo de bienes del moroso.

Estas son las diferentes vías para cobrar las facturas impagadas que tienen los trabajadores por cuenta propia.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...