El contrato por obra y servicio

contrato1.jpg
El contrato por obra y servicio es otro tipo de contratación muy típica entre las empresas. Debe hacerse siempre por escrito y registrarse en la Oficina de Empleo. Es aquel que se hace para contratar a un trabajador para realizar un tipo de obra o prestar un servicio con autonomía y sustantividad dentro de la actividad de la empresa, es decir, no sería legal contratar por obra para la actividad ordinaria de la empresa. Este contrato suele tener una duración incierta, dado que esta en función de la duración de la obra.

Hay documentos que sí que fijan una duración aproximada, es sólo orientativa para que el trabajador pueda saber si estará ligado a esa empresa dos o doce meses. Además, pueden hacerse prórrogas. La jornada puede ser a tiempo completo o a tiempo parcial. La retribución se hace en función del convenio colectivo.

contrato2.jpg Por otro lado, también existe un período de prueba que varía en función de las características del empleado. El contrato acaba cuando se finalice la obra o servicio y también en caso de que se produzca una denuncia de alguna de las partes.

Este tipo de contrato se puede convertir en indefinido. Existen tres casos. El primero es aquél en el que la empresa no formalice el contrato por escrito. El segundo si o bien el empresario o bien el trabajador no anuncian el fin del contrato y se sigue prestando el servicio. La tercera situación es aquella en la que no se da de alta al trabajador.

Foto 1: Dogbomb
Foto 2: Colin Gregory Palmer

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...