Dinámicas de grupo en la entrevista de trabajo


¿Te preparas las entrevistas de trabajo?.
Si es así, has de tener en cuenta que, cada vez es más frecuente que, para seleccionarte en un puesto de trabajo, además de los cuestionarios pertinentes y de las preguntas de protocolo, realices una prueba en grupo a modo dMétodo gronholme trabajo en equipo, que recibe el nombre de dinámica grupal.

Son dinámicas, que han venido empleándose para seleccionar eminentemente a directivos, pero en los últimos años, se han extendido a la elección de perfiles en contacto con el público o con personas a su cargo (consultores, comerciales, coordinadores, teleoperadores, atención al cliente, relaciones públicas, etc.)

Estamos hablando de una reunión de 4-8 personas, de la que formas parte, y en la que os darán la instrucción clave de tomar una decisión entre todos en un tiempo concreto. Con la dificultad añadida, de que no tienes datos previos de los otros participantes, que te puedan hacer prever sus rasgos de personalidad.

Por un lado, sientes que el foco de observación no eres únicamente tú, y los nervios están divididos en la sala. Se suscita una especie de compañerismo entre varias personas, que están compartiendo una misma situación estresante, y “se acompañan en el sentimiento”, a pesar de que nunca se habían visto con anterioridad.
Por otro, puedes vivir la paradoja de establecer, en apenas una hora o unos minutos, una complicidad solidaria, con personas que están compitiendo para alcanzar un puesto, en el que quizá no hay lugar para más de uno. Aunque claro está, esa información no es evidente desde el principio.

Para la empresa es una muy buena manera de poder evaluar las competencias de un candidato en su interacción con los demás, en un contexto de trabajo o de comunicación social. Digamos que, es como si pudieran ver tu currículum en vivo y en directo, desde el gran hermano seleccionador (evaluadores que toman notas en la distancia).
Es una técnica que está arrojando una eficacia del 90% al encontrar al candidato ideal para un determinado puesto de trabajo. Hoy en día, no basta con rendir y ser competente con la tarea en sí, sino que hace falta mediar, persuadir, intercambiar opiniones, captar el lenguaje no verbal de usuarios o clientes potenciales, etc.; habilidades todas ellas, que pasarían desapercibidas con otro tipo de entrevistas exclusivamente individuales.


Por eso, entre toda la información que pueden recopilar y evaluar en las dinámicas de grupo como entrevistas de emprego, analizan los roles que cada integrante se autoasigna de forma espontánea, y su grado de flexibilidad para con los otros. Has de saber, que te hacen una fotografía del alma, que ni el examen médico más exhaustivo. Miden tu capacidad de negociación, tu iniciativa y creatividad, tu tendencia al liderazgo, tu autonomía o dependencia con respecto al grupo, tu habilidad de comunicación, escucha y empatía, tu asertividad (habilidad para expresar tus necesidades y pensamientos sin sumisión ni agresividad), tu nivel de proactividad o pasividad, si trabajas con motivación intrínseca o extrínseca, e inclTrabajo en equipouso tu escala de valores.

Si te estás preguntando pero qué es exactamente lo que tendré que hacer, vamos a intentar ofrecerte un repertorio de los tipos de dinámicas más significativos:

– Ejercicios ya diseñados como el “5 objetos para llevar a una isla desierta” o “Personajes históricos con los que te identificarías”. Normalmente la empresa suele crear dinámicas distintas según los objetivos, y para evitar que los aspirantes se las hayan preparado de antemano.

Discusiones con roles preestablecidos. Aquí te adjudicarán un papel concreto, que tendrá que integrarse con el de los demás, para llegar a un acuerdo o solución consensuada. Sea cual sea, intenta hacerlo tuyo, dándole un toque personal e identificativo.

-Otro formato más complejo son las dinámicas de los assessment center, que pueden duran varias sesiones o días, en una serie de contextos similares a las funciones que desempeñarías en el trabajo. Entre las actividades que te propondrán cuenta con: comidas con directivos, exposiciones orales de proyectos, simulacro de un día laboral, etc.

En cuanto a la temática, puede ir desde temas de actualidad, resolver casos prácticos sobre un nuevo producto, un problema con un cliente, hasta encontrarte con la meta de decidir a quién contrataríais para ese puesto en base a varios CV (entre los cuales, puede haber alguno perteneciente a los presentes).

De la misma forma que hay ciertas preguntas de una entrevista personal, que puedes ensayar, existen algunas recomendaciones a considerar en este tipo de dinámicas, de las que puedes sacar provecho. ¡Apunta!:

Habilidades de gestión del contenido.

-Haz una primera lectura rápida, sin detenerte en detalle, discriminando las ideas claves de las accesorias, y enfatizando en las primeras en tu primera exposición.

Sé organizado. Toma nota de las intervenciones o de aquellos aspectos, que hayan quedado pendientes, y hazlo saber a los demás.

-Controla el tiempo establecido, cuando queden pocos minutos intenta resumir y sintetizar ideas.

-Nunca plantees un problema nuevo, si no estás dispuesto a proponer al menos una posible solución.

-Recuerda que valorarán mucho más el consenso y elaboración de la opción sugerida, que la eficacia de la solución en sí. De hecho, a veces no hay una única solución correcta.

-Utiliza frase cortas y concisas, evita el desviarte del tema central.

Entrevista en grupo

Pide feedback a tus compañeros, valora el grado de acuerdo grupal y su evolución.

¡No te distraigas mirando a los observadores!, además suele ser valorado negativamente. Imagina que estáis solos en una situación real de trabajo.

Habilidades interpersonales.

-Mantén actitud de escucha y empatía, refuerza con gestos o verbalmente si es necesario, las aportaciones de los compañeros, que creas son beneficiosas para la obtención del objetivo en común.

Cuídate mucho de respetar los turnos, pero no dejes de expresar tu opinión (eleva ligeramente el tono, cambia de postura o de expresión facial cuando quieras hablar).

Diseña un simbólico organigrama mental, donde vayas ubicando a los participantes, según los roles que puedas ir otorgándoles. Si detectas que alguien es más reservado o tímido, invítale a expresar su opinión. Esto te presentará como alguien que está atento a las necesidades de los compañeros.

-Ante un conflicto entre dos posturas opuestas de los integrantes, procura ser diplomático y realza lo positivo de ambas intervenciones. Puedes hacer uso de la desdramatización o el sentido del humor para aliviar tensiones, y generar un clima distendido.

-No seas rígido en el rol que desempeñes, intenta adaptarlo al de los demás. No tienes que forzar o imponer tu liderazgo o directividad por encima de todo, sino intentar ser activo sin acaparar toda la conversación.

-No olvides emplear el plural, y un lenguaje de colaboración, no competitivo “¿qué os parece si…?”

Piensa que sea cual sea el resultado de la selección, habrás enriquecido tu CV y vivido una experiencia, que bien podrás utilizar en tu futuro profesional.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...