Creatividad: Creación de ideas

Salir de lo común y buscar alternativas distintas a las establecidas, son maneras de resaltar. Mediante un proceso creativo es posible llegar a una idea original que permita abrir puertas para estar siempre un paso adelante.

La creatividad es un “pensamiento de curso libre”, es una capacidad que todos los seres humanos tenemos, que no produce efectos psicológicos negativos ni cansancio, ni fatiga, y es ideal para enfrentarse a lo desconocido. La creatividad es uno de los elementos que conforman, junto con la inteligencia y el sentido común, los sentidos internos. En el proceso creativo existen dos momentos, el de divergencia y el de convergencia. El momento de convergencia es el de análisis, el pensamiento cualitativo, planificación, evaluación, y el de divergencia implica la fluidez, de ideas, el pensamiento creativo, imaginación, creatividad.
Si bien hay personas con un don innato, existen algunas técnicas para incentivar esta capacidad. Primero y principal la preparación intelectual que se adquiere a lo largo de los años, será la materia prima que generará las ideas. La relajación también contribuye a la aparición de pensamientos emergentes. Hay personas que optan por determinados horarios, sobre todo los nocturnos, que son apropiados para la elaboración de un borrador, por la distensión.
Existe lo que también conocemos como brainstorming o tormenta de ideas. El término se ha convertido en una expresión común para definir el pensamiento creativo. La base de la tormenta de ideas es una generación de ideas en un ambiente de grupo bajo el principio de la suspensión del juicio o crítica. Este principio ha sido probado, y resultó muy efectivo por los investigadores científicos tanto a nivel individual como de grupo. La fase de generación se separa de la etapa de juicio o crítica de las ideas. La tormenta de ideas es un proceso que funciona mejor con un grupo de personas cuando se siguen las siguientes reglas: Primero, tener un problema claro y bien definido, segundo, la anotación de todas las ideas a medida que vayan surgiendo. Tercero, lograr un grupo con el número requerido de personas para llevar adelante el proyecto, una vez obtenido el grupo, se asigna a alguien la responsabilidad de respetar algunas reglas como; suspender el juicio o crítica, aceptar y registrar todas las idas, animar a las personas a construir sobre las ideas de los demás y animar a que se expresen las ideas «locas» o «fuera de foco».



Básicamente, se trata una práctica tradicional de hacer pensamiento creativo deliberadamente, y el propósito de la tormenta de ideas es que los comentarios de las otras personas actúen como estímulos de sus propias ideas en una especie de reacción en cadena.

También es importante conocer que hay veces que no es fácil traer ideas a la mente, y que, porque esto suceda no quiere decir que no servimos, sino que probablemente no sea el momento, ya que no se puede manejar, por lo cual es mejor dejarlo y continuarlo al día siguiente. Algunas sugerencias para mejorar la fluidez creativa son: En lugar de criticar una idea propia, es más útil preguntarse cómo se puede mejorar. No temer errar por hacer y crear. Aplicar el principio de la discontinuidad: leer textos que normalmente no se leen, hacer otras actividades y demás. Y trata de ponerse en “el lugar de”.


Los inventores, creativos por naturaleza y por profesión, sostienen que la motivación más poderosa para el pleno ejercicio de la voluntad creadora es la pasión por la vida.
Para mejorar la creatividad, es preciso saber que hay q basarse en el poder de nuestro subconsciente, y cuando uno se siente bloqueado, lo mejor es ponerse un abrigo para salir a dar un paseo. Muchas ideas surgen mientras se está haciendo deporte, caminando, trabajando en el jardín, lavando los platos o manejando. Nuestro subconsciente está procesando constantemente ideas y estímulos recibidos de manera consciente. Una técnica útil es trabajar activamente en un problema antes de irse a dormir, permitiendo que el subconsciente se haga cargo, revisar cualquier idea al despertar y tener siempre a mano un papel y lápiz para anotar las ideas.
La creatividad está fuertemente relacionada con la receptividad hacia la vida y lo que ella nos ofrece, esto significa estar abierto a lo que es verdad respecto a nosotros mismos y a los demás. La creatividad florece cuando aceptamos la verdad acerca de las cosas.
No hay ningún método seguro que garantice el éxito en la creación de grandes ideas. Un método estructurado puede ser bueno, pero puede en algunos casos ser causa de fracaso y bloqueo para muchas ideas. La verdadera inspiración no es medible físicamente ni tangible de ninguna manera concreta.


La creatividad de una persona puede ser influenciada por su propio punto de vista sobre la creatividad. Una manera de aumentarla es entender cómo vemos la creatividad propiamente dicha y cómo funciona en el caso de cada uno de nosotros. No podemos enseñarle creatividad a un grupo de personas y esperar que se desempeñen de forma similar. Esto seguramente parece muy obvio, pero raramente la creatividad es vista de esta manera, ya que en este sentido toma mucho impulso la aptitud subjetiva.
Todas estas técnicas, en la vida laboral cotidiana pueden ser aplicadas de manera tal que aporten a nuestra actividad, nuevas propuestas para la creación de tendencias y resolución de conflictos de forma poco tradicional. Pero no sólo la idea tiene que ver con la creación, muchas veces el ingenio está en localizar algo que no funciona bien o que puede hacerlo mejor, encontrando la manera de optimizar su uso.
La aptitud creativa es muy valorada en el circuito laboral, ya que aporta a la persona una característica de diferenciación que resulta atractiva para cualquier empresa. La clave de la invención está en adelantarse, en ver antes lo que otros podrán ver después, para así tener una ventaja competitiva. La originalidad es un aspecto que muchos buscan pero, como todo, cuando más se busca, más se corre el riesgo de “caer en lugares comunes”, es por esto que la opción más simple es ser uno mismo en un estilo natural y dejar fluir libremente las ideas. Se debe tener claro que, para esto también se requiere mucha práctica, paciencia y perseverancia.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 3,00 de 5)
3 5 1
Loading ... Loading ...