Cómo hacer un mejor trabajo y ganar con tus ideas

Afianzarte en tu empleo, volverte importante dentro de la empresa y ser valorado como tal, requiere de acciones pequeñas pero comprometidas.

Si quieres ser un buen empleado y tener un trabajo importante, conecta con los objetivos de la empresa

Saber lo que la empresa quiere, cuáles son sus objetivos en el corto, mediano y largo plazo, puede ser una gran ventaja a la hora de encontrar inspiración para mejorar tu trabajo o hacer más efectivo tu aporte, encontrarle sentido y dirección y ver el cuadro de posibilidades más grande.

Si quieres obtener este punto de vista, ya sea para conducir tu trabajo dentro de la empresa hacia aportes más significativos o para ser promovido, ten en cuenta lo siguiente:

  • Haz una lista de algunas cosas que tu compañía está haciendo por el bien común.
  • ¿Es tu trabajo de alguna importancia para otras personas?
  • ¿Qué valores personales tienes que coinciden con los valores de la empresa?
  • ¿Qué pasaría si tu trabajo, tu parte de la empresa, desapareciera?
  • Los beneficios y las reglas básicas de negocio

Además, es necesario recordar que los clientes felices equivalen a ingresos. Por lo tanto, tu trabajo y tu empresa dependen de flujos de efectivo. Hay varias maneras de contribuir a la ganancia de la empresa. Recuerda que el beneficio no es lo mismo que los ingresos. Así que si entiendes que una empresa de éxito necesita para obtener beneficios, comprenderás que parte de tu trabajo es contribuir a aumentar los ingresos y / o reducir los costos.

Para hacer un buen trabajo, y que además sea significativo, debes tratar de encontrar formas de mejorar las ganancias de tu parte del trabajo. Identificar lo que es importante acerca de tu papel.

  • ¿Hay alguna forma de aumentar el flujo de dinero?
  • ¿Se pueden reducir los costos?
  • ¿Haces una diferencia para otras personas dentro o fuera de tu organización?
  • ¿Tienes opciones para aumentar los ingresos?
  • ¿Tienes la posibilidad de ahorrar dinero para la empresa?

Apunta estas ideas e intenta transmitirlas a tus jefes o directivos. Para conseguir que la gestión de alto nivel escuche tus ideas es necesario mostrar los beneficios financieros o, en el caso que se trate de ahorro de tiempo, cómo se puede llevar a gran escala la optimización del tiempo, que más tarde se traduce dinero.

Ejemplo de caso:

Empleado: Debemos hacer una fiesta sorpresa para nuestros empleados!
Jefe: ¿Por qué?
Empleado: ¡Debido a que sería divertido y un buen descanso en estos días agitados!
Jefe: Nah … desperdicio de dinero.
El empleado piensa: “Mi jefe no entiende nada”
El jefe cree: “Deja de perder el tiempo, es muy valioso”

De otra forma, más asertiva:
Empleado: ¡Debemos hacer una fiesta sorpresa para nuestros empleados!
Jefe: ¿Por qué?
Empleado: Porque por el gasto minúsculo de $ 150 podríamos poner algunos globos, algunos bocadillos y refrescos, y los empleados estarían más contentos. Se reducirían los permisos por enfermedad y se crearía una atmósfera donde los trabajadores tendrían buen cuidado de los clientes durante una semana, al menos.
Jefe: ¡Qué buena idea, vamos a hacerlo!
Uno piensa: “¡Qué gran jefe, siempre está escuchando mis ideas!”
El jefe piensa: “Tengo grandes empleados, a lo mejor hasta voy a dar un bono pronto”

Fotografía: IRS EIN en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...