Campofrío Burgos vuelve con 623 trabajadores

Campofrío ha vuelto a contratar a 623 de los 774 trabajadores que tenía en Burgos antes de que un incendio acabase con la planta de Buresa en noviembre de 2014.

campofrio


Todos nos acordamos de aquel fatídico 16 de noviembre de 2014, cuando nos despertamos con la noticia de que la planta de Campofrío en Burgos desaparecía por culpa del fuego. Un incendio fatídico que dejó en la calle a más de 700 trabajadores, pero cuando se cumplen dos años de aquel fuego Campofrío ha contratado a 623 de sus trabajadores en Burgos para la reapertura de la planta, que ahora se llamará Nueva Bureba y que ha levantado en un tiempo récord sobre las cenicas de la anterior.

Desde el pasado miércoles 16, en el segundo aniversario del incendio, estos 623 trabajadores han salido de la lista del paro, y vuelven a disfrutar de un contrato con la empresa cárnica. Pero el hecho de haber firmado el contrato no quiere decir que la fábrica funcione ya a pleno rendimiento ni que todos se vayan a incorporar a sus antiguos puestos de trabajo ipso facto. Oficialmente la fábrica no se ha reinaugurado, sigue en proceso de construcción, y por ahora solo cuenta con 318 trabajadores.

Se espera que el próximo 23 de noviembre el Rey visita Nueva Buresa, aunque desde Campofrío señalan que la presencia de Felipe VI en sus nuevas instalaciones no supone la inauguración de la planta. Explican que todavía tardarán varios meses en alcanzar la capacidad máxima de producción, por lo que estos 623 trabajadores que ya han sido contratados se incorporarán progresivamente a sus antiguos puestos de trabajo; aunque añaden que supondrá un punto de inflexión en la que será la planta de procesado cárnico más moderna del mundo.

Volver a ocupar el mismo puesto de trabajo tras los dos años de incertidumbre que siguieron al incendio puede parecer un privilegio, pero desde el Comité de Empresa de Campofrío en Burgos niegan que esto sea así. Su presidente, Hilario Sancho, asegura que los trabajadores de Nueva Buresa lo han pasado muy mal estos dos años de incertidumbre, en los que han sufrido una rebaja salarial que oscila entre los 10.000 y los 12.000 euros, y denuncia que la empresa debería haber sido más generosa con ellos.

Antes del incendio, que según todas las investigaciones fue fortuito, Campofrío daba trabajo a 774 personas en Burgos. Sin embargo entre jubilaciones y renuncias volverá a abrir con una plantilla de 623 trabajadores. Hasta que la nueva factoría esté operativa al 100% la empresa cárncia ha diseñado un plan de formación, adelanto de vacaciones y horarios flexibles para poder recontratar a la vez a todos los trabajadores y permitir que se incorporen progresivamente a sus puestos de trabajo.

Vía: Cadena SER

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...