Wert defiende la compatibilidad de un sistema de préstamos con el de becas universitarias

El ministro de Educación, José Ignacio Wert, ha defendido la creación de un sistema de préstamos bancarios para estudiantes universitarios ya que este método no supondría la desaparición de las becas y ayudas públicas al estudio. El titular de Educación ha recalcado la compatibilidad de ambos sistemas de financiación de los estudios superiores.

El Ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, ha reafirmado la compatibilidad del actual sistema de becas públicas con un sistema de préstamos bancarios para acceder a la universidad. En su comparecencia en la Comisión de Educación del Congreso, Wert ha defendido que la creación de un sistema de préstamos no sustituirá el de becas, tratando de hacer compatibles ambos métodos de acceder a la universidad para alumnos con pocos recursos.

La aprobación de préstamos universitarios no debe suponer una “reducción ni eliminación” del sistema de becas y ayudas públicas del Estado, ha defendido el Ministro de Educación al tiempo que afirmaba que este sistema se mantendrá “en su integridad”. En opinión de Wert, los préstamos universitarios estarían adaptados a las condiciones de sistema actual de enseñanza y a la situación de los alumnos universitarios.

Es perfectamente posible plantearse una reflexión adicional sobre la introducción de sistemas de préstamos, de los distintos sistemas que existen, desde los préstamos contingentes con o sin interés privilegiado para también facilitar el acceso a la educación superior

El Ministro Wert ha explicado que los préstamos contingentes son aquellos que establecen como condición de su devolución unas ciertas condiciones en el estudiante, como haber alcanzado un cierto nivel salarial. En defensa de este modelo, el titular de Educación ha recordado que es el sistema empleado en Reino Unido, en el que la deuda de los alumnos tiene el tipo de interés más bajo del mercado y sólo se empieza a devolver cuando cobran un salario superior a las 23.000 libras.

Asimismo, el ministro ha insistido en que este sistema de préstamos universitarios es más adecuado que el fijado en Estados Unidos, donde su devolución no está condicionada a la búsqueda de trabajo y tiene una finalización de acuerdo a la carencia de préstamos. Por ello, el ministro de Educación ha insistido en que la creación de un sistema de préstamos contingentes como el del modelo universitario del Reino Unido facilitaría el acceso a los estudiantes con pocos recursos.

Por último, el titular de Educación ha querido recordar que la introducción de un sistema de préstamos no conlleva la desaparición de las becas y ayudas al Estado, sino que constituye una vía de financiación adaptada a los estudiantes universitarios y sus familias. De este modo, Wert ha asegurado que la introducción de los préstamos universitarios en el sistema español se realizaría con garantías de protección de los alumnos; pensando en una forma de financiación adecuada a la realidad de los egresados universitarios.

Los sistemas no son excluyentes

El Ministro Wert ha manifestado que las críticas sobre la introducción de un sistema de préstamos universitarios pueden haberse producido por una “equivocada interpretación” de las palabras de la secretaria de Estado de Educación, Formación Profesional y Universidades, Montserrat Gomendio. El pasado mes de junio, la secretaria no fue del todo clara y “hubo quien interpretó que se trataba de sustituir un sistema por otro”; ha lamentado Wert.

La secretaria de Estado planteó la evolución de un sistema de becas y ayudas públicas al estudio hacia un sistema de préstamos universitarios, poniendo como ejemplo el modelo británico de enseñanza superior. Sobre este punto, el Ministro ha defendido que el actual sistema de becas es u baluarte de la “garantía de equidad” y un “mecanismo de compensación de desventajas”.

Por ello, el titular de Educación ha dado un toque de atención a los grupos parlamentarios que criticaron duramente la creación de un sistema financiero de préstamos para estudiantes universitarios. En opinión de Wert, se trata de un método que facilita el acceso a la universidad para entornos económicos que no entran dentro de los límites del sistema público de becas pero que presentan ciertas dificultades para afrontar el pago de la matrícula en la titulación universitaria.

Creo que es justo, legítimo y acorde con un criterio de equidad en el que imagino que todos los grupos de la Cámara podemos convenir que en las situaciones de estudiantes de entornos económicos de renta que se consideran en los umbrales de acceso a ese sistema de becas generales se mantenga como tal como compensación de desventaja. Eso es indudable.

No obstante, el titular de Educación ha manifestado que no entiende por qué el actual sistema de becas ha de ser “incompatible” con otros sistemas que faciliten el acceso a la universidad en personas con pocos recursos económicos. Con todo, ha indicado que “puede resultar más confortable para el estudiante y la familia acceder a préstamos de carácter contingente o de otro tipo” que depender de acceder a una beca o una ayuda al estudio con los límites económicos y de rendimiento académico actuales.

Imagen: Images_of_Money

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...