Todo lo que deberías saber sobre la autocandidatura

La autocandidatura, es la acción de buscar empleo sin una oferta de trabajo previa y actuando en nombre propio ¿funciona?

Saberse presentar permite avanzar mucho en cualquier proceso de buscar trabajo

Saberse presentar permite avanzar mucho en cualquier proceso de buscar trabajo

En vista de lo complicado del mercado laboral actual, cualquier medida que se tome para mejorar la búsqueda laboral de empleo, será siempre una buena idea.

Recientemente, un visitante del blog me hizo una consulta muy interesante haciendo referencia al hecho de auto postularse.

“La autocandidatura, es la acción de buscar empleo sin una oferta de trabajo previa. Por lo que presentas, por así decirlo, «tus credenciales» y tu interés por incorporarte a su plantilla».

Este sistema de búsqueda ha ido en aumento durante los últimos meses y los departamentos de RRHH lo saben, y aunque las razones son muchas y variadas, la más importante es que cada vez se publican menos ofertas de trabajo. Por eso, es que la proactividad debe de surgir desde nosotros mismos.

Lo más habitual es iniciar la autocandidatura vía email, aunque la forma presencial aún se suele usar. La ventaja de esta última radica en que sabes perfectamente que tu candidatura ha llegado a la persona o departamento de forma correcta, algo que vía e-mail es algo más complicado. Pero por otro lado, la primera está teniendo más auge últimamente, ya que te permite ampliar el ámbito geográfico de la búsqueda.

En este artículo intentaré daros unas ideas para que este sistema tenga más éxito la próxima vez que lo utilicéis.

El principal secreto de la autocandidatura se encuentra en la carta de presentación. Cuando hablamos del canal de Internet nos referimos al texto que se escribe en el propio correo (y en el que como documento anexo puedes enviar el currículum).

Si nos referimos a la autocandidatura presencial en la carta de presentación, debes saber que será la propia carta de presentación la que “meterá el gusanillo en el cuerpo” (como vulgarmente se dice) del que la lea. Es decir, hay que dejarle con la miel en los labios y que esté deseando abrir tu currículum. Ese es el verdadero arte de la autocandidatura, «generar expectativas en quién recibe tu postulación», de tal manera que cuando lea tu currículum,  ya hayas avanzado mucho.

a1

Saber redactar una buena carta de presentación es algo fundamental en una autocandidatura

Desde ese punto de vista hay que saber hacer dos cosas: 

1ª Diseñar correctamente el cuerpo del correo que enviarás y la carta de presentación.

2ª Diseñar un buen currículum.

Para redactar esta carta de forma audaz, debes de informarte bien sobre empresa a la que la envías, así como sobre sus proyectos actuales, su forma de trabajar y su cultura empresarial o evolución. A veces no se puede hacer todo esto que menciono, pero si se pudiese, tendrías mucho ganado. Conocer a quien te vayas a enfrentar, ofrece más garantías de éxito. 

 Conociendo a la empresa, puedes saber lo que le gustaría escuchar o leer y es allí cuando empieza tu labor de «escritor».

Busca cuatro o cinco palabras, frases o expresiones que puedas poner en el cuerpo de la carta y que sepas que la empresa estaría encantada de “escuchar”, y que le podrían motivar a seguir leyendo al ver tu currículum.

Palabras del estilo de: esfuerzo, compromiso, colaboración, coordinación, competencias, habilidades, trabajo en equipo, capacidad de aprendizaje, … son expresiones que sirven para describir someramente como eres trabajando. Quizás sea más importante esto que el hecho de que menciones a las empresas donde has trabajado y lo que has hecho en ellas, ya que eso lo debes de poner en el currículum.

¿Qué estás redactando? Una carta de presentación. Pues eso debe de ser, precisamente una “presentación”de cómo eres trabajando. Lo que primero se leerá y se visualizará será tu forma de ser y de trabajar; el “dónde” es secundario. Si has generado el deseo en el que recibe el e-mail o en el que lee la carta física que has entregado, ya tendrás tiempo de contar tus experiencias profesionales y/o tu formación. 

Recuerda que es una carta de presentación, por lo tanto, eso es lo que debe de ser, una «presentación» de uno mismo. Si tienes experiencia en el sector, menciónala pero no la expliques mucho, eso irá en el currículum anexo.

 

bandeau_recrutement Saber despertar la atención en el que recibe la autocandidatura es necesario

Céntrate sobre todo en definirte a ti mismo: «involucrado en las tareas que haces», «comprometido con las organizaciones en las que trabajas», «abierto siempre a nuevas facetas y habilidades laborales», «capacidad de aprendizaje y de superación de problemas»,… Todo aquello que en una entrevista personal pudieses decir al expresarte verbalmente.

Si por ejemplo mandases la candidatura a una empresa del sector de las energías renovables, deberías de entrar en su página Web y mirar a lo que se están dedicando y enfocarte hacia sus intereses; es decir, hacia las nuevas fuentes de energía, por ejemplo.

Recuerda que la carta de presentación es siempre, y digo siempre en positivo. En ella se describe tu forma de trabajar. Nunca pongas nada que pueda generar dudas a la persona que lee.

 

Estructura de la carta de presentación de una auto candidatura 

1º Descripción sucinta de quien eres. (Nombre, estudios o formación y poco más).

2º Por qué has elegido a esa empresa y no a otra. No pongas nunca que estás «buscando trabajo» aunque sea verdad, porque condiciona mucho la lectura de la carta. Comenta aquí todo lo que sepas de sobre la empresa y cómo puede eso cubrir tus expectativas.

 3º Lo que puedes aportar a  la empresa. Experiencia, habilidades laborales adquiridas, competencias,….

 4º Muy brevemente presenta tus virtudes.

 5º Referencias a tus empresas anteriores si es que las has tenido (vale con que coloques el nombre de la empresa y tu última posición, ya que el resto se lo pondrás en el currículum).

6º Cordial despedida.

Por último, en caso de una autocandidatura presencial no se dé, pero si en caso de que tengamos suerte con una autocandidatura por e-mail: ¿Qué se puede colocar en el «asunto» del correo electrónico para que no te lo manden directamente a la papelera de reciclaje?

“Misterio”, es la clave para escoger la palabra correcta a colocar en el «asunto del mail». La palabra “Currículum” es peligrosa en los tiempos que corren, y corres el riesgo de que te supriman el correo. Probablemente «Presentación personal» o «Perfil profesional» sean de las más adecuadas.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...