Técnicas de estudio

Puede parecer raro hablar de técnicas de estudio en las mismas puertas de las vacaciones, pero quizás alguien las necesite, si no ahora, alguna vez.

Si preguntamos en cualquier aula a los alumnos y a las alumnas qué hacen para estudiar, recibiremos respuestas de lo más variopinto, habrá, incluso, quien diga ‘yo no estudio, y saco buenas notas’ y quien diga ‘yo estudio mucho y en mis resultados no se ve’.

Para muchos estudiantes, estudiar es leer, a veces, a ratos e intercalando la actividad con el ordenador o la tele. Al que nos dijo ‘yo estudio mucho y en mis resultados no se ve’, le podríamos decir, replantéate ese estudio, no puede ser que sea así, si estudias bien y de verdad, los resultados se van a ver. Y es aquí donde aparecen las técnicas de estudio.

En primer lugar, y parece una obviedad, pero es así de sencillo, lo primero que necesitamos para que las técnicas funcionen es ganas de que funcionen. Luego viene todo lo demás.

Veamos algunos puntos que tenemos que tener en cuenta.

Una vez que decidamos que queremos estudiar, tendríamos que pararnos un poco y reflexionar sobre cómo lo hemos hecho hasta ahora. Se puede contestar alguna de las encuestas que encontramos en Internet sobre técnicas de estudio. Con sinceridad, nada de hacer ‘trampas’. Los únicos beneficiarios de todo esto vamos a ser nosotros, así que no nos engañemos.

Una vez que tengamos los resultados de la encuesta y que sepamos cuáles son nuestros fallos más importantes, seguiremos preparándonos.

Cosas a tener en cuenta:

  • El lugar donde estudiamos: la habitación, la mesa, la silla, el ruido, la luz…
  • Organizar todo lo que vamos a necesitar: libros, cuadernos, lápices, diccionarios (no podemos ir a comprar lápices justo cuando nos ponemos a estudiar, eso es una excusa para no hacer lo que tenemos que hacer).
  • Prepararnos un horario, para planificar el estudio, porque estudiar es trabajar, eso no hay que olvidarlo y como en cualquier trabajo tenemos que saber qué hacer y cuándo hacerlo.
  • Buscar un buen método de estudio, por ejemplo: leer rápidamente, leer lentamente, subrayar, hacer un esquema, hacer un resumen, exponer en voz alta y repasar.

En nuestro método hemos hablado de leer, de subrayar, de hacer esquemas, de resumir, de exponer, son procesos que tenemos que saber hacer, porque de ellos depende conseguir nuestra meta.

En un artículo anterior ya habíamos hablado de la importancia de la lectura, en otros hablaremos de los demás procesos. Pero, por ahora, pueden ir visitando estos sitios de interés, sobre las técnicas de estudio:

http://www.psicopedagogia.com/tecnicas-de-estudio/, aquí además de ofrecernos un curso sobre técnicas de estudio, nos explican paso a paso cada uno de los procesos para que nuestro tiempo de estudio sea fructífero.

http://www.educaweb.com/edw/seccion.asp?SeccioID=1783, de forma menos exhaustiva que el anterior, pero también un buen sitio para aprender más sobre el tema, además de que añade un enlace con el directorio de centros españoles donde enseñan a aplicar técnicas.

http://www.estudiantes.info/tecnicas_de_estudio/tecnicas_de_estudio.htm

Hay muchos más sitios en la red, pero ¡ojo! El asunto no consiste en buscar técnicas de estudio, sino aplicarlas.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...