La situación de los empleos verdes en España

empleo verde

Las empresas dedicadas a energías renovables parecen no estar tan mal respecto a otros sectores, ya que confían en el potencial de la actividad para crear puestos de trabajo de calidad. Sin embargo, la crisis también les ha afectado a ellos, que están buscando reestructurar las plantillas, sobre todo en el caso de la eólica y la solar fotovoltaica, las dos energías que más trabajo generaban en España. Esto se debe al caos regulatorio y al estrangulamiento de crédito, que deja a las pymes sin opciones de contratación.

Esto está llevando a que esas empresas lleven la construcción de nuevas plantas eólicas fuera del país, siendo China, India y Brasi los mercados más prometedores en la actualidad, mientras que en el mercado español la construcción de parques eólicos está prácticamente paralizada, además de que las industrias aguantan sus plantillas gracias a la reconversión de los empleados, aunque reconocen que esa situación no va a poder sostenerse durante mucho tiempo más. “La pregunta del millón es cuántos de estos empleos se van a quedar en España”, explica Diego Vizcaíno, consultor de Analistas Financieros Internacionales (AFI).

Mientras que los fabricantes eólicos ven como su stock de piezas no se vende en España, las industrias solares fotovoltaicas se enfrentan en una dura batalla contra los fabricantes de paneles chinos, más competitivos ya que tienen una mano de obra más barata. En 2010, este tipo de empresas generaron en España un total de 70.152 empleos directos y 45.570 indirectos, según un estudio del Instituto de Trabajo, Ambiente y Salud de Comisiones Obreras (CCOO) realizado para el Instituto de Ahorro y Diversificación de la Energía (IDAE). El 43,6% de estos empleos se refería a la energía eólica, y un 28% a la solar fotovoltaica, generando hasta el 95% del empleo en la fabricación e instalación de plantas, mientras que el mantenimiento era solo el 6%.

La crisis económica ha llevado a cambiar los perfiles profesionales que demandan este tipo de empresas: “Antes, una planta eólica podía emplear hasta 500 personas. Ahora que no se construyen, esa cifra ha pasado a ser cero”, explica José Julián Sánchez, director de ingeniería de la agencia de empleo Manpower. Si la situación sigue así, el volumen de empleo verde se irá fuera con las empresas españolas que construyan en el extranjero, quedándose únicamente los empleados más especializados (ingenieros diseñadores de proyectos y áreas de mantenimiento, distribución y venta), siendo el ‘dos por uno’, un puesto de ingeniero técnico y comercial, el más solicitado. Además, la batalla contra el despilfarro energético propicia que nuevos perfiles asciendan, como por ejemplo la sustitución y mantenimiento de equipos. Entre las ventajas, encontramos la necesidad de estar titulados por parte de los trabajadores, lo que da un valor añadido, ya que permite que esa persona trabaje tanto en España como en el resto del mundo, y eso pueda venderse.

Fuente: Cinco Días

Foto: dlombardia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...