Si vas a emprender, deberías leer esto

Emprender es un camino difícil pero lograr el objetivo es solo el resultado del trabajo duro, lee esto y descubre los secretos para emprender de manera efectiva

Lee esto y emprende sin fallar en el intento

Emprendimientos hay muchos. Cada proyecto que se desarrolla debe ir encaminado a ser funcional, que responda al gusto de una determinada audiencia, que sea una oportunidad para que otras personas se unan a tu equipo, que rompa paradigmas, que genere dinero, que cree alianzas y poco a poco se posicione. Debes pensar en varios aspectos si deseas emprender.

Lograr cada paso de esa lista no es sencillo, pero tampoco imposible. Cuando estás concibiendo la idea que quieres desarrollar normalmente saltan muchas preguntas como ¿Qué puede ser novedoso? ¿Cómo es que los extranjeros tienen más éxito en los negocios? ¿Por qué en las universidades no enseñan a emprender? ¿Cómo hacer dinero? ¿Cuándo es el mejor momento para llevar a cabo mi idea? En fin, es todo un proceso materializar una idea, por eso aquí te compartimos algunos secretos para comenzar en el largo camino del emprendimiento sea cual sea el ámbito en el que te quieras desarrollar.

Motivación para emprender

Steve Jobs enfrentó un despido antes que Apple se convirtiera en el gigante tecnológico que es ahora. Los hermanos Wright crearon el primer avión con escasos recursos obtenidos de un pequeño negocio de bicicletas. Joan Cortina creó la industria Avinent de implantes dentales  luego de estar casi en la quiebra. Toyota reinventó su filosofía, salió de su zona de confort  y se arriesgó a crear el auto hibrido Prius.

Todo se resume al primer paso, a tomar un riesgo y apostar lo que necesites con tal de lograr el proyecto que deseas iniciar. Está bien, puede ocurrir que una idea no sea tan buena y fracase como puede suceder que sea un completo éxito, es por ello que debes asegurarte de dar los pasos correctos. 

Sin duda lo primero que debes hacer es no buscar una meta tan alta, pero tampoco algo que cualquier persona haga, mide tus posibilidades primero que nada, determina tus capacidades y plantéate objetivos intermedios que estén a tu alcance. Poco a poco vas subiendo tus límites de acuerdo a cómo vas sorteando diversidad de situaciones, ese podría ser el secreto de oro.

Tu modelo de negocios

La tarea principal es que elijas un modelo de negocios que puedas desarrollar de acuerdo a tus gustos, pasatiempos y habilidades. La temática que escojas debe basarse en tus aprendizajes y/o experiencias, para que puedas motivarte y entregar todo ti en función de la sociedad. Si no estás muy claro, te damos algunas ideas:

1 – Consigue expertos

Organizar talleres, cursos o conferencias con personas especialistas en determinadas áreas que suela gustarle a las personas es un método viable de emprender, puedes contactar terapeutas, chefs, coachings motivacionales o de parejas, médicos, en fin, personas que puedan aportar a otros.

2 – Las fusiones suelen funcionar

Muchos afirman que ya todo está inventado, pero aún se puede innovar. Cuando se trata de emprender, puedes abrir un restaurante y crear una pequeña tienda conjunta para que las personas se entretengan mientras esperan su plato, cobrar por realizar obras o conciertos en tus instalaciones, en fin, todo es cuestión de creatividad.

3 – Llega a cada persona

Está bien querer llegar masivamente, pero dar un trato personalizado también es muy bien recibido. Puedes por ejemplo trabajar por pedido, esto suele funcionar cuando trabajas con un negocio que se base en un arte o habilidad, que las personas diseñen su menú, decidan el sabor o combinación de un producto, decidan la apariencia de su compra, ahora que ya comprendiste el punto ¿Qué idea se te ocurre?

4 – Practicidad

Si estás pensando en un establecimiento pequeño apuesta por elementos que hagan sentir cómodos a tus visitantes. En todo caso, apuesta por servicios a domicilio, que suelen ser muy solicitados.

5 – Espíritu ecológico

La tendencia actual es buscar alternativas amigables con el ambiente, por lo tanto si  puedes dar un segundo uso a determinados artículos o crear algo basado en material reciclable, ¡Apúntate a esta onda! Lo mismo aplica a objetos vintages.

6 – Necesidades desapercibidas

Desde idiomas y disciplinas deportivas o artísticas poco impartidas a niños, pasando por decoraciones de hogares o empresas, hasta servicios para dueños de mascotas, incluso la creación de objetos que simplifiquen algunas tareas, todas son propuestas que muchas veces son necesarias y pocos se percatan de ello.

¡Anímate a emprender en alguna de estas propuestas o anímate a desarrollar la tuya!

¿Qué pasa luego?

Una vez que definas tu plan de negocio, consigue los recursos ya sea por tu cuenta o con ayuda de tu banco, incluso puedes crear una sociedad familiar o asociarte con alguien de tu plena confianza. Recuerda la importancia de atraer a la audiencia que quieres, reúne personas conocidas que se desarrollen en diversos ámbitos y enriquezcan tu proyecto.

Conoce muy bien cada detalle, analízalo, únete a personas que conozcan el ramo y ponle tu toque personal. La idea de emprender es lograr algo que beneficie a los diferentes actores sociales: ciudadanos, empresas, ONGs, sindicatos, políticos, profesionales en diversos ámbitos. Puedes incluso generar relaciones públicas, crear intercambios, alianzas y mantener una sana retroalimentación.

No temas a materializar las ideas, bien dijo el idealista e ingenioso Walt Disney “consigue una buena idea, quédate con ella, llévala y trabájala hasta que la consigas y la consigas bien”. Así que dejemos de hablar y pensar, ¡es hora de emprender!

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...