¿Qué curso me conviene?

Ante las cifras de desempleo las instituciones públicas han invertido enormes recursos en formación para desempleados. Esta es posiblemente una buena opción para mejorar la empleabilidad y por tanto algo que puede ser clave para tu futuro profesional.
Las opciones que hay en el mercado son muchas y diversas, es necesario analizar bien qué es lo que nos conviene para nuestro futuro y tomar una opción que realmente nos resulte de utilidad. Por ello deberemos conocer qué tipo de cursos existen y cómo hacer una correcta valoración.

Ante el crecimiento de la destrucción de empleos y de las cifras de parados son diversas las medidas a adoptar para corregir esta triste realidad. Desde la mayoría de voces autorizadas se indica la formación como una vía fundamental para conseguir que las personas en desempleo vuelvan al mercado laboral y la economía de las empresas vuelva a tirar del crecimiento. Y lo cierto es que hay demasiadas personas con un perfil desajustado para lo que el mercado laboral está en disposición de ofrecer a corto y medio plazo.

Ante eso las instituciones han decidido volcar muchos recursos públicos en formación. Según indica el Ministerio de Trabajo el presupuesto anual destinado a la formación profesional para el empleo se ha incrementado este 2009 un 7,2%, hasta alcanzar 2.541 millones de euros. Además el presupuesto destinado a programas para el empleo aumenta un 7,8% con respecto al año anterior con una cifra prevista para este año de 2.287 millones de euros. Siempre según el Ministerio, se calcula que este año 2009 participarán en cursos para el empleo un total de 3.450.000 participantes.

Presupuestos del Ministerio de Trabajo

Las cifras son espectaculares y tienen como consecuencia que la oferta de cursos subvencionados para personas en desempleo es abrumadora. Y, por supuesto, además existe toda una avalancha de propuestas formativas no subvencionadas como los programas directivos, másters y postgrados, cursos de especialización, seminarios o talleres de empleo.

Seguro que si estás buscando trabajo en más de una ocasión te habrás planteado si tal o cuál curso te conviene o si te hubiera ayudado a conseguir un determinado puesto.

Te propongo que no te precipites en tu decisión y que te informes bien antes de apuntarte a ningún curso. En primer lugar debes entender que hay diferentes tipos de cursos ofrecidos a personas en tu misma situación. A continuación te presento un resumen sobre las opciones más habituales que encontrarás cerca de tu residencia.

1.- Cursos de re-orientación profesional: Son cursos con centenares de horas de duración donde el objetivo esencial es que te conviertas un profesional capacitado en alguna disciplina concreta. Estos cursos a menudo vienen acompañados por horas de práctica en alguna empresa con la que el centro de impartición establezca convenios de colaboración.

Esta puede ser una opción interesante si lo que necesitas es redirigir tu vida profesional completamente y entrar en un sector distinto al que estás acostumbrado. Te recomiendo que te informes sobre cuáles son los sectores emergentes de la economía, aquellos en los que el crecimiento futuro es más notable y son más susceptibles de crear empleo. En España los más conocidos son las energías renovables, el cuidado de personas mayores y/o dependientes, nuevas tecnologías, biomedicina o biotecnología, etc.

Un curso típico podría ser “Curso de Técnico instalador de placas solares” y además totalmente subvencionado para ti.

2.- Cursos de especialización. Pretenden mejorar la competitividad de la persona y del propio sector en el que se emplea. Si estratégicamente se considera que un sector determinado debe mejorar el nivel general de los trabajadores del mismo se lanzan cursos en este sentido. Estos cursos tienen una duración media y es habitual encontrar convenios de prácticas.

Te puede convenir si buscas trabajo en el mismo sector pero tu perfil profesional no se ajusta a lo que se está ofreciendo. Completar tu preparación te puede ayudar definitivamente a encontrar empleo y quizá aspirar a otros puestos que hasta ahora te estaban barrados.

Encontrarás cursos gratuitos y de pago. Analiza bien la oferta antes de decidirte por una u otra opción.

Aquí podemos encontrar, por ejemplo, cursos como “Diseño de escaparates” dirigido a trabajadores del pequeño comercio.

3.- Cursos transversales. Se trata de cursos que te pueden servir para casi cualquier sector y que darán una buena base a tu preparación. Generalmente aquí encontrarás cursos de ofimática, de idiomas o también de calidad, negociación o presentaciones en público. En general aquí no se ofrecen prácticas en empresa y su duración es más bien corta.

Estos cursos te volverán más competitivo en la búsqueda de empleo. Si tu opción es encontrar un trabajo con mayor valor añadido debes saber que estas competencias son imprescindibles en un gran número de procesos de selección. Algunos serán subvencionados y otros no.  Pero recuerda que éste no es el único factor que te debe hacer decidir.

Ejemplos de esta sección serían “Curso de ofimática básica” o “Técnicas de negociación”.

Como ves escoger la formación es algo clave para tu futuro, así que no lo puedes dejar al azar.  Por ello te recomiendo que tengas en cuenta los siguientes aspectos:

  1. Analiza en primer lugar cuál quieres que sea tu futuro profesional. Identifica claramente y de forma muy concreta cuáles son las habilidades que te interesa desarrollar para alcanzar tus objetivos.
  2. Haz una búsqueda de cursos. Encontrarás muchas fuentes por donde identificar cursos para desempleados: prensa, guías de formación, radio, portales especializados, etc.
  3. Una buena opción puede ser dirigirte a tu Oficina de Empleo más cercana donde te ofrecerán asesoramiento, orientación e información sobre todas las opciones. No sólo los centros de formación ofrecen este tipo de cursos, también instituciones como Ayuntamientos, Diputaciones Provinciales, Consejos Comarcales, ONG’s.
  4. En internet encontrarás mucha información y comentarios sobre los centros y su oferta. No te quedes con lo primero que encuentres, vete a sitios con prestigio. Evidentemente deberás valorar el factor precio, algunas opciones son subvencionadas y otras no. Pero si te preocupa el coste que puedas asumir encontrarás opciones asequibles y de calidad.
  5. Pide información, pregunta quién es el formador, cuál es la metodología, cómo son las instalaciones y medios, qué objetivos tiene el curso, a quién va dirigido… Los centros más profesionales estarán encantados de darte esta información y mucha más.
  6. Busca en las redes sociales. Twittea, vete al Facebook , a los foros o adonde te plazca, pero consulta a otras personas. Atención, no es un dogma; separa bien la información de la opinión.

La formación no es el único factor que te ayudará a encontrar un empleo, recuérdalo bien. Pero trabajar en ti mismo es el mejor inicio para construir tu futuro.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...