Normas para hacer diapositivas en presentaciones orales

Las exposiciones orales son una forma de aprender los contenidos de una asignatura pero a través del trabajo de uno mismo fuera del aula, buscando la documentación necesaria y preparando un discurso oral que hacer ante los compañeros. Estas herramientas educativas suelen acompañarse de presentaciones en slide o diapositivas para facilitar la tarea de exposición ante la clase. Apúntate estos consejos a la hora de hacer prestaciones con diapositivas y consigue hacer una exposición impactante.

Normas para diapositivas en presentaciones orales

Normas para hacer diapositivas en presentaciones orales

Las diapositivas o slide son materiales de apoyo muy comunes para hacer exposiciones orales en las aulas. Si bien es cierto que la mayor parte de la comunicación recaerá en nosotros mismos y por ello debemos prepararnos previamente la exposición; lo cierto es que debemos hacer un buen trabajo previo a la hora de crear y componer nuestras diapositivas.  Eso si, recuerda que se trata de un apoyo que tendrás para presentar la información y que deberías estar capacitado para hacer la exposición sin necesidad de usar slides.

Normas para hacer diapositivas en presentaciones orales:

1. Piensa el origen y el final: un error en el que incurren muchos estudiantes es a irse por las ramas con aspectos superficiales de la temática o, directamente, ajenos a esta. Las buenas diapositivas para presentaciones orales tienen un objetivo claro argumentado de forma lógica. Si tienes problemas para darle una coherencia lógica a las diapositivas te aconsejamos que las organices a través de estas dos preguntas: ¿de dónde parto? y ¿a dónde me quiero dirigir?

2. Elige bien tus palabras: la información que presentes a tus compañeros debe ser expuesta por tus palabras, no por las diapositivas. Esto significa que debes usar solo el texto necesario, las ideas principales del tema, en las diapositivas. Es mucho más preferible una palabra impactante a una frase, o una frase a un párrafo y un párrafo a una diapositiva llena y llena de palabras. De este modo, ayudarás a centrar la atención sobre ti.

3. Busca el impacto con las imágenes: una buena presentación con diapositivas debe contener muchas imágenes que ayuden a visualizar el contenido de la exposición. De este modo, creamos una presentación atractiva, misteriosa y mucho más dinámica. Por ejemplo, en vez de llenar diapositivas con la vida de alguien, coloca imágenes significativas y (en no más de 30 segundos) explica ese acontecimiento importante.

4. Los vídeos no siempre son la mejor opción: no confíes tu exposición en vídeos colgados en Internet. A veces pueden surgir contratiempos en los que no hay conexión en el aula, el vídeo no termina de cargarse o ha sido eliminado. Para evitarte estos problemas descarga los vídeos y guárdalos en el mismo sitio que la presentación.

Foto: =mc2 en Flickr.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...