Nana: canciones de cuna

Una de las cosas más gratificantes cuando hay un bebe o un pequeño en la casa es cantarle una canción de cuna. Este es un dulce momento en donde los padres, hermanos, abuelos u otras personas allegadas al bebe le cantan una linda canción para que se duerma más tranquilo. Aquí os ofrecemos distintas nanas y videos de nanas.

Nana canciones de cuna

Una de las cosas más gratificantes cuando hay un bebé o un pequeño en la casa es cantarle una canción de cuna. Este es un dulce momento en donde los padres, hermanos, abuelos u otras personas allegadas al bebe le cantan una linda canción para que se duerma más tranquilo.

Pero estas canciones para niños, conocidas también como nanas, no son cualquier canción. Deben ser canciones con ritmos suaves y relajantes, de lo contrario no ayudarán a que el bebe conciba un tranquilo sueño.

En todas partes del mundo existen distintas nanas adaptadas a las estructuras rítmicas propias del lugar. A continuación, desde Eliceo os ofreceremos distintas canciones de cuna españolas e hispanoamericanas para que le puedan cantar al pequeño al momento de dormir. Además, también os brindamos unos videos.

A la nanita, nanita

A la nanita, nanita,

a la nanita de aquel

que llevó el caballo al agua

y lo trajo sin beber.

Duérmete, niño chiquito,

duérmete y no llores más,

que se irán los angelitos

para no verte llorar.

A dormir va la rosa

A dormir va la rosa

de los rosales;

a dormir va mi niño

porque ya es tarde.

Mi niño se va a dormir

con los ojitos cerrados,

como duermen los jilgueros

encima de los tejados.

Este niño tiene sueño,

muy pronto se va a dormir;

tiene un ojito cerrado

y otro no lo puede abrir.

Arrorró mi niño

Arrorró mi niño,

arrorró mi sol,

arrorró pedazo,

de mi corazón.

Este niño lindo

ya quiere dormir;

háganle la cuna

de rosa y jazmín.

Háganle la cama

en el toronjil,

y en la cabecera

pónganle un jazmín

que con su fragancia

me lo haga dormir.

Arrorró mi niño,

arrorró mi sol,

arrorró pedazo,

de mi corazón.

Esta leche linda

que le traigo aquí,

es para este niño

que se va a dormir.

Arrorró mi niño,

arrorró mi sol,

arrorró pedazo,

de mi corazón.

Este lindo niño

se quiere dormir…

cierra los ojitos

y los vuelve a abrir.

Arrorró mi niño,

arrorró mi sol,

duérmase pedazo,

de mi corazón.

Una niña tengo

Una niña tengo,

chiquita y bonita,

que no tiene sueño

y a mí me lo quita.

Yo quiero dormirla,

dormirla quisiera;

ella abre los ojos

y juega que juega.

Din dan, din don dan

Din dan, din don dan,

campanitas sonarán.

Din dan, din don dan,

que a los niños dormirán

Dindilín dandalán dandalán dan,

las estrellas brillarán.

Cierra los ojos y duérmete ya,

porque la noche muy pronto vendrá.

Dan, dan, dan.

Estas son algunas de las nanas que agradan a los bebes y que gracias a ellas conciben un lindo y agradable sueño. Pero no sólo lo consiguen por la canción de cuna en sí, sino por el contexto que genera la nana. Alguien que con dulce y tierna vos le transmite la canción y, mucho más que ello, le transmite un lugar tranquilo, le da seguridad y lo mantiene en la hermosa inocencia de los pequeños.

Aquí os dejamos otro enlace con más canciones de cuna.

Video de nana

Mas videos de nanas

Foto: Bebe durmiendo por Eden in China en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...