Motivación, compromiso y retención laboral

Tres aspectos importantes dentro de una organización son la motivación, el compromiso y la retención. Estos aspectos deben ser promovidos, cuidados y atendidos por los jefes y supervisores de departamentos, como también por todas las personas que conforman la gerencia de la empresa. Veamos un poco más de estos tres componentes y como debe ser la relación entre la empresa y sus empleados.

Tres aspectos importantes para una feliz relación laboral

Tres aspectos importantes dentro de una organización son la motivación, el compromiso y la retención. Estos aspectos deben ser promovidos, cuidados y atendidos por los jefes y supervisores de departamentos, como también por todas las personas que conforman la gerencia de la empresa.

Si los tres componentes mencionados están presentes en la empresa, se podría asegurar que su funcionamiento, fidelidad de los empleados y, consecuentemente, su rendimiento y productividad será mucho mayor que en aquellos lugares de trabajo donde no se valoren.

La relación entre un empleado y la empresa debe alimentarse al igual que cualquier otra relación en la vida. Ambos deben estar satisfechos y contentos con el otro. Los empleados, por su parte, deben otorgar su talento, potencial y lo mejor de ellos para el trabajo que tengan asignado. Por el otro lado, la empresa debe compensar este buen comportamiento con beneficios que le hagan notar al trabajador que su trabajo es importante.



De este modo, llegamos al primer aspecto que hemos nombrado: la motivación. Ésta nace en el interior de cada persona, sin embargo, desde la empresa se pueden ofrecer estímulos que ayuden a desarrollar y fortalecer la motivación de los empleados. Estos estímulos pueden tomar varias formas, algunas de ellas son:

  • Bonificaciones
  • Viajes
  • Reconocimientos no monetarios
  • Formación y capacitación a cargo de la empresa
  • Compensaciones variables

Seguramente, cada empleado tenga necesidades diferentes y se motive de distinta forma que el resto de sus compañeros. Hay quienes prefieren compensaciones económicas, otros que se motivan con más tiempo libre, cursos gratuitos, etc. Es por ello que la empresa debería contar con varias alternativas motivacionales para ofrecer lo justo a cada trabajador de la misma.

Teniendo presente la motivación, también se llega a desarrollar un compromiso entre la empresa y el trabajador. Y para que este compromiso sea fuerte y verdadero, la relación entre ellos debe contar con la participación de ambos. Es decir, si un empleado se compromete con su trabajo y con la empresa, ésta se debe comprometer con él cumpliendo las condiciones pactadas y dándole mayores beneficios para que el empleado pueda mejor su calidad de vida.

Por último, el tercer componente que la empresa debe tener presente es la retención del personal, sobre todo de aquellos que sean claves a la organización. En este sentido, se debe elaborar el plan de carrera para cada uno de ellos demostrándoles que la empresa tiene un buen porvenir para ellos.

Con todo lo antedicho, se puede notar cómo se relacionan los tres componentes. “Los programas de bienestar y los planes de beneficios deben también estar alineados con los objetivos y propósitos corporativos y orientados a contar con una fuerza laboral motivada y comprometida que traerá como consecuencia su permanencia en la organización”.

Fuente: AreaRH
Foto: Feliz por Donna Cymek en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...