Mapa de los países donde estudiar inglés

Aprender inglés es hoy en día más que una necesidad, y muy a menudo puede resultar muy pesada de satisfacer. Podemos pasar largos años en escuelas estudiándolo, pero a veces sin muy buenos resultados. Una opción directa, es sumergirse de pleno en la lengua, viviendo un tiempo en alguno de los países de habla inglesa.

Si no le damos la espalda al mundo, éste puede ser nuestro gran aliado para aprender inglés

Aprender inglés, la lengua (por ahora) universal e imprescindible del mundo moderno, es uno de esos propósitos que todo bienintencionado ciudadano se hace cada año y que luego destaca en el top ten de los desdichos inmediatos, por detrás de «ir al gimnasio» y «dejar de fumar». La presión social, internet, el mercado profesional y el maldito mundo interconectado nos acechan incesantemente para que nos pongamos las pilas de una vez por todas con la lengua de Shakespeare y aprendamos a conectar algo más que un «good morning» y un «nice to meet you». Un buen remedio, si el tiempo nos apura y no disponemos de posibilidad de desplazarnos, son los curso de ingles a distancia. Pero si no es el caso, la solución radical es dejarlo todo y refugiarse en algún paraíso a las antípodas españolas. ¿Para huir del fantasma del inglés? No, chicos… para sumergirnos de lleno en las tripas de la cultura anglosajona.

Y es que si no puedes con tu enemigo (y avisamos… nadie puede con el inglés), alíate a él. Así que una de las mejores opciones para erradicar definitivamente nuestra ignorancia lingüística es trabajar directamente en el terreno de estudio. Cojamos nuestras maletas, pues, y vayamos a atacar el problema de raíz. Por suerte, si el inglés ha conseguido la hegemonía global que tiene hoy en día no es solo porqué suena bonito al oído, sino porque viene respaldado por millones de hablantes nativos provenientes de países muy potentes. Vaya, que la oferta de destinos a nuestra disposición es rica y variada.

De esta manera, ya a nadie se le ocurre pensar en Reino Unido como único lugar factible para conocer a fondo la lengua inglesa. La lista de países que la tienen como idioma oficial es larga y comprende latitudes muy diversas. Desde cálidas islas tropicales hasta helados territorios remotos, pasando por naciones hiperpobladas o modestos países. Sólo debemos coger el globo terráqueo y hacerlo girar hasta que se pare en el punto que más nos atraiga. Aunque hay que tener en cuenta que cada sitio presenta sus ventajas y sus inconvenientes, tanto a nivel de calidad de vida, cultura, economía, etc.; como a lo que respecta propiamente a la manera en la que interactuaremos con el inglés.

Por esta razón, presentamos a continuación una breve recopilación de las principales localizaciones dónde estudiar inglés resultará una experiencia enriquecedora y provechosa. Veréis que algunas tienen el inglés como lengua materna y otros en los que no es lo más hablado, pero también es considerado lengua oficial. De hecho, hoy en día, cualquiera de los países más industrializados puede ser válido para estudiar inglés, aunque su idioma sea otro totalmente distinto, ya que se supone que la mayoría de su población lo domina con creces y nuestra comunicación con ellos se dará a través de él. Sin embargo, lo propio es desplazarse a lugares puramente anglosajones y a parte de convivir diariamente con la lengua, de vital importancia para crecer en su dominio es matricularse a alguna escuela de idiomas de allí. De esta manera, combinando lecciones (teóricas) y cotidianidad (práctica), el aprendizaje resultará más intenso y efectivo.

Así pues, leed, valorad, y escoged la mejor «escuela» del mundo:

Reino Unido y Irlanda
Su gran pro es que se trata del origen de todo el meollo. Eso significa una larga tradición de enseñanza, gran gamma de cursos y la mejor y mayor oferta de escuelas. Además, su capital (Londres) es una de las ciudades más animadas, con más historia y más turísticas de Europa, con lo bueno y malo que eso conlleva. Por su parte, los irlandeses son considerados uno de los pueblos más amistosos que existen. En contrapartida, las islas británicas resultan uno de los sitios más caros para estudiar inglés, el clima es frío y desagradable, y el acento de los hablantes difiere enormemente entre poblaciones que distan escasos kilómetros unas de las otras, con los contratiempos que eso provoca.

Estados Unidos
Es un país grande, variopinto, moderno y, en definitiva, la primera potencia mundial. Cuenta con centenares de grandes ciudades, con mucha diversidad social y paisajística. Recibe miles de estudiantes de todo el mundo cada año, de manera que está enormemente preparado para la formación en idiomas de alto nivel. Sin embargo, al ser una nación de acogida de tantas culturas distintas, es fácil verse inmerso en círculos idiomáticos no ingleses, y acomodarse al español por ejemplo. Además, el idioma «norteamericano» se ha visto diluido y ha perdido sus orígenes, de manera que sus hablantes tienden a utilizar mucho más el «slang» que otros países, por lo que lo que se aprende «en la calle» puede no ser muy beneficioso en términos académicos.

Canadá
Es un país más seguro y económico que EE.UU. El inglés es más neutral y correcto también, además de contar con escuelas muy desarrolladas y un proceso de solicitud de visados más sencillo. En cambio, la distancia entre ciudades puede ser demasiado larga y los inviernos realmente fríos.

Australia
Tanto el clima como sus habitantes, son realmente cálidos y tranquilos, con una cultura de vida más al aire libre que otros países. El territorio es extenso y también cuenta con variedad y abundancia de escuelas. Eso, en contra, conlleva tener que salvar largas distancias para ir de una ciudad a otra y los costes de transporte son elevados.

Nueva Zelanda
Goza de unos de los paisajes más asombrosos y diversos del mundo, además de disponer de muchas opciones de actividades al aire libre. Pero, es un destino que puede resultar demasiado exótico y lejano para culturas europeas.

Sudáfrica
El coste de los cursos es más bajo, así como el de la vida. Cuenta con un tiempo agradable. El inglés más neutral y con una habla más lenta que en otros países. Aún así, no es un país tan seguro y desarrollado como otros.

Caribe
También goza, en la mayoría de zonas, de unos costes de vida más bajos y un tiempo bueno todo el año. Además cuenta con fuertes infraestructuras turísticas. Pero no hay mucha tradición de escuelas de inglés y se hace difícil encontrar empleo aquí.

Foto: foxspain en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...