Madrid elimina las becas para material escolar

El Gobierno de la Comunidad de Madrid ha eliminado definitivamente las ayudas para la adquisición de material escolar, proceso que inició en 2007. Las becas serán suplidas por un sistema de préstamo que deberán organizar los centros públicos, que todavía está por determinar, en un momento de recortes económicos y problemas de financiación de la Educación pública.
El secretario general de CC OO Enseñanza de Madrid, Francisco García ha criticado la medida del Gobierno de Esperanza Aguirre, que reduce prestaciones sociales pero mantiene las subvenciones públicas a actividades extraescolares de inglés o la adquisición de uniformes, ayudas que recaen en alumnos de centros privados.

La Comunidad de Madrid ha suprimido para el próximo curso 2012-2013 las becas para libros de texto de los alumnos de los centros públicos. Las ayudas para el material escolar han ido disminuyendo desde 2007, llegando al 2011 con tan solo 310.000 familias que se beneficiaron de la beca de 90 euros en estudiantes de Primaria y 110 euros para los de Secundaria.

La Presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre

La Presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre

Las becas de libros de texto para los estudiantes de los centros públicos de Madrid serán cosa del pasado en el próximo curso escolar. La supresión de las becas responde a un  “cambio de modelo” en el sistema de ayudas. El cambio al que hace alusión es que, a partir del curso que viene, habrá un sistema de préstamos en los centros en lugar de otorgar ayudas a las familias, aunque Educación no ha especificado la cuantía de la partida de dinero que destinará a los colegios e institutos ni el modo de solicitar este préstamo por parte de las familias.

El nuevo modelo aún está en estudio, según indica el citado portavoz de Educación. Lo que se entrevé es que el sistema se aplicará en el segundo ciclo de educación infantil, primaria y secundaria, según informa la Consejería. Para ello, los centros públicos deberán crear un fondo bibliográfico para “realizar la cesión a los alumnos y asegurar su mantenimiento” al menos, durante los cuatro años de duración mínima previstos. Los Consejos escolares serán los que deberán fijar el sistema de cada centro “atendiendo a sus propias necesidades”, una forma de dar más trabajo al cuerpo docente cuando se le han reducido las horas para este tipo de labores.

Con el sistema de préstamo anunciado por la Comunidad de Madrid, el alumno deberá cuidar el material escolar y devolverlo en buen estado para su reutilización. En caso de deterioro del libro, un concepto algo abstracto, “la familia deberá abonar el precio del mismo para que el centro adquiera uno nuevo”. Si la familia no pagara el importe del libro perdería el derecho a participar en el sistema de préstamos para el curso siguiente. Así pues, bajan las ayudas y los precios por estudiar suben.

La medida no ha tenido muy buena acogida. El secretario general de CC OO Enseñanza de Madrid, Francisco García, ha señalado el cinismo del Gobierno de Esperanza Aguirre por suprimir las ayudas para libros de texto pero mantener las becas para uniformes o actividades extraescolares de inglés, que “mayoritariamente” las reciben los alumnos de colegios privados. Además, García se ha preguntado cómo van a financiar desde Educación este nuevo sistema de préstamos, en el que los centros deberán adquirir los libros, “si tienen problemas para pagar los gastos de funcionamiento”.

Foto: PP Madrid en Flickr.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...