Los rectores acuerdan una moratoria de 2 años para la implantación del sistema ‘3+2’

La Conferencia de Rectores Universitarios Españoles (CRUE) ha aprobado una moratoria en la aplicación del modelo ‘3+2’ de grados y másteres universitarios hasta el curso 2017-2018. Con todo, algunas universidades podrían empezar a aplicar el modelo en grados de nueva creación.

La Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE) ha anunciado un acuerdo entre las universidades para retrasar la reducción del sistema de grados universitarios a tres años hasta el curso 2017-2018, según ha comunicado el presidente de la organización, Manuel José López. Tras la reunión de los rectores en la Asamblea Extraordinaria de este lunes, se ha acordado la aprobación de una moratoria en la aplicación del modelo de grados y másteres ‘3+2’ (tres años de grado y dos de máster).

El presidente de CRUE ha explicado que algunos rectores han manifestado sus dudas sobre la aplicación de una moratoria en todas las universidades españolas, ya que ha habido cinco abstenciones y un voto en contra. Sin embargo, se ha mostrado convencido de que “en el ámbito de todos está cumplir con la moratoria”, que ha conseguido el respaldo de 57 instituciones académicas en la votación celebrada en la Asamblea Extraordinaria.

No sería deseable que las CCAA tomaran medidas contradictorias. Nosotros hemos hecho lo que podíamos hacer, que es darnos dos años para pensar sobre el tema.

El presidente de los rectores españoles se ha reafirmado en que la decisión de aplicar una moratoria es “lo mejor que podemos hacer”. Con todo, ha explicado que la intención de la CRUE es la de implantar el sistema ‘3+2’ en las titulaciones universitarias, siempre después de estudiar su aplicación y en aquellas carreras que el conjunto de universidades considere adecuado. Por último, ha recordado que la conferencias de rectores “siempre se ha mostrado a favor” de una flexibilización de la duración de los grados universitarios pero con una aplicación “prudente”.

Por último, el responsable de los rectores españoles ha explicado que la moratoria también se realiza para alejar la aprobación del decreto del centro de las elecciones autonómicas y generales que se celebrarán este año. “Queremos que haya tranquilidad y reflexión para actuar con prudencia, sentido común y cohesión” en todo el sistema universitario de España, permitiendo que todos los agentes educativos puedan ejercer su autonomía pero en base a unos “criterios establecidos”.

Titulaciones de nueva creación de 3 cursos

El presiente de los rectores españoles ha explicado que algunas universidades han mostrado su voluntad de empezar a introducir las titulaciones de tres años en el caso de incorporar algunas titulaciones nuevas. López ha afirmado que para algunos rectores “podría ser interesante abrir grados de tres años” si sus universidades incorporar grados de nueva creación entre las titulaciones ofrecidas, una opción que serviría para evaluar el impacto del cambio de modelo académico.

El presidente de la CRUE ha reconocido que la organización de rectores carece de la capacidad para prohibir la aplicación de la creación de grados de tres años, pero ha mostrado su confianza en que las universidades y departamentos autonómicos de educación consultarán con la CRUE la decisión de establecer grados de nueva creación con duraciones de 3 cursos. “El Real Decreto lo vamos a cumplir todos, estamos todos a favor, pero me cuesta trabajo creer que alguna universidad lo vaya a implantar sin antes comentarlo a la CRUE”, ha manifestado.

Asimismo, López ha hecho hincapié en la necesidad de apoyo a la decisión por parte de las administraciones autonómicas. Asimismo, ha recordado que la mayoría de rectores se han puesto de acuerdo en posponer la aplicación del sistema de grados de tres años, al menos, hasta el curso 2017-2018; proporcionando a la comunidad educativa y a las administraciones competentes de más tiempo para reflexionar sobre su aplicación.

Mantener la uniformidad del sistema
El presidente de los rectores ha insistido en la importancia de que el nuevo decreto no conlleve divergencia en el sistema universitario español, por lo que ha afirmado que la implantación del modelo ‘3+2’ debe realizarse de forma consensuada entre todas las instituciones. Si bien es cierto que el actual sistema de grados basados en el ‘4+1’ (cuatro cursos de grado y uno de máster) es anómalo dentro del conjunto europeo, se ha mantenido la uniformidad dentro del sistema universitario español.

En este sentido, López ha encaminado a los ejecutivos autonómicos a respetar la decisión de los rectores universitarios y a mantener la moratoria en la implantación de los grados de tres años hasta el curso 2017-2018. Pasado este período de dos años, el presidente de los rectores ha asegurado que los gobiernos autonómicos dispondrán de la información suficiente y de la evaluación del impacto del cambio de modelo para llevar a cabo la implantación del modelo ‘3+2’.

Son dos años de moratoria en los que no vamos a estar esperando sino trabajando. Vamos a hacer una evaluación del sistema de grados de cuatro años, que está ahora entrando en los procesos de acreditación de las titulaciones, y se están haciendo estudios de la implantación de Bolonia en los países europeos, por lo que tendremos riqueza de documentos al respecto.

Por último, López ha explicado que las universidades también pondrán en marcha estudios sobre el impacto económico en las universidades y en los graduados universitarios que implicará la implantación de grados de tres años. Igualmente, ha indicado que este período de tiempo servirá para llevar a cabo una labor de “información y difusión” para corregir aquellos aspectos que se han entendido de forma incorrecta por la pronta aplicación del decreto.

Imagen: mao_lini

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...