Los investigadores predoctorales se convierten en becarios

Los investigadores predoctorales han visto como sus contratos por obra y servicio se convertían de repente en contratos en prácticas, lo que supone un retroceso en sus derechos.

laboratory test tubes

Hasta ahora los investigadores predoctorales que contaban con una beca para sus investigaciones lo hacían bajo un contrato por obra y servicios. Sin embargo hablamos en pasado porque de repente el Gobierno ha transformado los contratos por obra y servicios de los investigadores en contratos de prácticas, con la pérdida de derechos que ello supone para estos jóvenes y el aumento de la precariedad en un sector, el de la investigación, que ha sufrido de manera especialmente cruel los efectos de los recortes.

Desde la Seguridad Social explican que tan solo es un cambio de nomenclatura que responde a una petición que los rectores de las universidades españolas hicieron en 2015, sin afectar a los derechos de los investigadores, pero estos no lo ven así. El cambio había pasado desapercibido para muchos de los afectados hasta que realizaron un trámite tan simple como pedir la tarjeta sanitaria europea para investigar en el extranjero, pero la Seguridad Social se la denegaba al tener un contrato en prácticas.

Un problema similar se han encontrado otros muchos investigadores a la hora de firmar contratos con ciertas empresas. Al haberse convertido en contratos en prácticas no podían incorporarse en la misma modalidad a los equipos investigadores ya que los contratos en prácticas no se pueden alargar más de 2 años, frente a los 4 que pueden encadenar contratos por obra y servicio. Además, al finalizar el contrato pierden el derecho a los 12 días de indemnización que tenían cuando eran contratos por obra y servicio.

Según los cálculos de Comisiones Obreras hay unos 10.000 investigadores predoctorales afectados por esta decisión repentina del Gobierno, entre los investigadores de los universitarios y los del CSIC. El cambio llegó cuando los investigadores firmaron la renovación de su contrato, algo que en teoría es ilegal ya que en las renovaciones no se pueden cambiar las condiciones laborales. Debería finalizarse el primer contrato -obra y servicio- y firmar uno nuevo -prácticas-, denuncian los afectados.

Su denuncia va más allá, y aseguran que la Seguridad Social ha modificado su vida laboral de forma retroactiva. Desde Empleo aseguran que los contratos de investigación predoctoral tienen unas características “especiales”, sin matizar. Desde CCOO sospechan que el cambio de contrato sea una maniobra para que no pidan convertirse en indefinidos (un asalariado con 24 meses en los 30 últimos puede solicitarlo, excepto si tiene un contrato de formación) y añaden que ahora, cuando hayan terminado la tesis doctoral, no podrán firmar un segundo contrato en prácticas asociado a la misma titulación.

Vía: eldiario.es

Foto: © kwanchaidp

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...