Los becarios podrán cotizar las prácticas realizadas en empresas

La publicación de estas medidas en el BOE durante la primera semana de agosto da esperanza a los nuevos profesionales.

A partir de ahora los investigadores que no reciban remuneración también podrán cotizar

El paro juvenil, el hecho de que los jóvenes mejor formados de nuestro país tengan que cruzar nuestras fronteras para encontrar trabajo, la impotencia o la explotación de los recién licenciados son factores que golpean la motivación y la creatividad de todas aquellas personas que a día de hoy se preparan para afrontar el salto al mundo profesional. Jóvenes en los últimos años de carrera o recién licenciados que no ven la luz al final del túnel; que con tal de poder tener un mínimo contacto con la profesión que un día eligieron aceptan trabajos mal pagados y becas en las que son tratados como un empleado más. Ni formación ni historias, las empresas han encontrado un filón en los becarios y saben que pagándoles lo mínimo exigido tendrán a su disposición a un trabajador muy motivado que no rechistará a la hora de trabajar más de lo que le corresponde.

Pues bien, para todas aquellas personas que se ven como eternos becarios, que enlazan una beca con la siguiente para no quedarse al margen y poder seguir en el mundillo profesional, aunque sea a cambio de una mínima retribución, ha llegado una buena noticia. Y es que a partir de esta semana, los trabajadores que hayan realizado prácticas en empresas para completar su formación podrán computarlo para su cotización hasta un máximo de dos años. De esta forma, el acceso a la jubilación, que después de los últimos cambios se sitúan en los 67 años, no será tan complicado.

Toda esta información salió publicada el 2 de agosto en el Boletín Oficial del Estado (BOE) en la Ley sobre Adecuación, Adaptación y Modernización del Sistema de Seguridad Social. Aún así, el grueso de la reforma del sistema de pensiones no entrará en vigor hasta el 1 de enero de 2013, con un periodo transitorio que concluirá en 2027. Cada 5 años se revisarán los parámetros del sistema en función de la esperanza de vida de la población, el llamado factor de sostenibilidad. Además de estos nuevos cambios, con las nuevas modificaciones se contabilizará la vida laboral de los cursos de investigadores, aunque estos no reciban remuneración, y la interrupción de la vida laboral de los padres (ambos) para cuidar a sus hijos menores de 6 años. También se considerará como cotización efectiva los tres años de excedencia por cuidado de cada hijo o menor acogido.

Foto: jmerelo a Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...