Los 7 beneficios de estudiar un posgrado en la universidad

Los profesionales con un posgrado tienen mayor facilidad para incorporarse al mercado laboral, pues los reclutadores ven en ellos a trabajadores especializados con habilidades y conocimientos más enfocados a las necesidades de las empresas.

Speaker at business workshop and presentation. Audience at the conference room.

El acceso al mercado trabajo suele ser bastante complicado para los jóvenes universitarios, quienes han pasado la mayor parte de su edad adulta formándose y por ello carecen de experiencia laboral. En estos casos, lo mejor es retrasar un poco más la incorporación al mundo laboral y optar por una especialización en forma de máster o postgrado, un elemento diferenciador en el currículum y que puede conseguir el acceso a un puesto de trabajo.

En un país en el que la tasa de paro juvenil es muy amplia, incluso entre los titulados universitarios, es necesario crear un currículo atractivo y completo. Para ello, es imprescindible cursar un programa de estudios de posgrado, un máster, un MBA o una titulación superior propia en una universidad. Tener unos estudios reglados posteriores al grado universitario puede ser un factor decisivo a la hora de incorporarse al mercado laboral.

Los programas de posgrado permiten trabajar en el desarrollo de ciertas habilidades que le permitan una aplicación práctica muy buscada por las empresas, pues los reclutadores ven en los titulados en máster o posgrado a trabajadores que no requerirán más formación extra en la empresa. Asimismo, estos estudios permiten profundizar sobre un área de conocimiento concreta, convirtiendo al estudiante en un profesional experto en la materia.

Los beneficios de estudiar un postgrado

1. Los posgraduados tienen mejores puestos de trabajo y tienen una menor tasa de paro que aquellos profesionales que no continuaron sus estudios después de la carrera; según muestran las estadísticas.

2. Mejorar los conocimientos adquiridos durante la titulación, pudiendo especializarse en un campo concreto en el que tener más recursos. Además, como estos estudios tienen un carácter práctico, ofrecen los conocimientos enfocados hacia las demandas del mercado laboral.

3. Los posgrados te permitirá ver nuevas facetas y áreas de estudio en los que seguir una especialización en forma de doctorado; pero también te aportarán una nueva visión de las salidas laborales válidas en tu sector.

4. Crear nuevo ‘networking’ gracias a compañeros, profesores, responsables de prácticas y profesionales invitados durante el curso. Estos nuevos contactos pueden serte de utilidad a la hora de acceder a un doctorado o para tener recomendaciones de cara a un proceso de selección de personal.

5. Lograr un mayor prestigio social ya que se considera que los posgraduados están mejor preparados que otros profesionales que sólo poseen la licenciatura, diplomatura o un grado universitario. Aunque tu máster no case a la perfección con el empleo que solicites, los reclutadores te valorarán por encima de titulados universitarios.

6. Los empleadores asocian la capacidad de superación, positivismo y voluntad constante aprendizaje a estos profesionales. Además, estos programas alientan a sus estudiantes a trabajar de forma eficiente en equipo; una cualidad que destaca ante los ojos de un reclutador de una empresa.
7. Los posgrados tienen un componente creativo y innovador, unos estudios muy útiles para aquellas personas interesadas en poner en marcha una empresa propia, pudiendo adquirir algunos conocimientos necesarios para emprender y que no se han tratado en la titulación universitaria. Una base que luego podrás completar con títulos MOOC sobre emprendimiento.

Un posgrado, una inversión de futuro

La mayoría de los universitarios piensa que el mejor momento para realizar un posgrado, MBA, Máster o título propio universitario es inmediatamente después de terminar la carrera universitaria. No obstante, lo recomendable es matricularse en una formación superior tras haber tenido un primer contacto con el mercado laboral o después de 2 años de trabajo; de tal forma que se identifiquen las necesidades formativas y hacia dónde se quiere dirigir la carrera profesional, pues los másteres suponen una alta especialización.
Un programa de posgrado es siempre una inversión de futuro. En los peores casos, un posgrado no te ayudará a encontrar un empleo en tu sector ni te permitirá conseguir el ascenso laboral que tanto estás buscando, pero debes tener presente que la formación siempre será beneficiosa en otros sentidos. Quizás no te ayude a progresar en el ámbito laboral inmediatamente pero tener unos estudios de máster en tu currículo siempre te ayudará en el día a día.
Con todo, continuar formándote es siempre la mejor decisión. Si deseas continuar estudiando en la universidad lo mejor es que empieces a informarte de las opciones disponibles antes de graduarte, pudiendo valorar las salidas de estudios a tu alcance y las necesidades de las empresas con los profesionales de tu campo. Así, cuando llegue el momento de hacer la matrícula en un posgrado, sabrás que estudios quieres cursar, donde y a qué becas puedes optar.

Foto: © kasto

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...