La necesidad de aprender chino

El chino es un idioma que poco a poco se va imponiendo a nivel internacional. La importancia económica del gigante asiático hace que su lengua cada vez sea más escuchada. Debido a la creciente demanda por aprender este idioma, las academias en España lo están incluyendo cada vez más en sus programas. Sin duda, será el idioma del futuro y acabará desplazando al inglés en las aulas de los institutos.

Cada vez es más necesario sumergirnos en la cultura china

Entre el día 13 de septiembre y el 22 de noviembre se organiza en el Centro de Formaciones Interculturales un curso de chino para niños. Situado en la barcelonesa calle de Ronda de Sant Pau, este centro imparte, a través de cuentos y mitos de la cultura china, conocimientos básicos de vocabulario y gramática para que los niños se inicien en el aprendizaje de este idioma, cada vez más demandado. Siempre se dice que la mejor época para aprender una lengua es cuando uno es joven. Pues esto es totalmente cierto y, si se trata del chino, en el que los fonemas y los signos gráficos no son para nada parecidos a las lenguas latinas, mucho más.

El Centro de Formaciones Interculturales organiza estos cursos de forma trimestral, con un coste de unos 130 euros y con una duración de una hora semanal (de lunes a viernes). Pero no es el único sitio donde se puede aprender chino. Muchas academias están tomando nota de la importancia de este idioma y lo están incorporando a sus programas. Es evidente la dificultad para aprender el chino en un país como España, donde la gente se suele acomodar demasiado a lo que ya sabe, sin preocuparse por aprender más. Además, como ya he dicho, ni el habla ni la escritura de ambos idiomas (español y chino) tienen relación alguna.

China, por tradición, es un país que suele importar cultura más que exportarla. Por ejemplo, no hay ninguna religión china que se haya difundido por el mundo, a pesar de la grandeza de sus históricas fronteras. Sin embargo, sí que ha ido incorporando restos de culturas de otros lugares. Cristianismo, budismo e islamismo comparten espacio en la tierra de Mao Tse-Tung. Y es que la cultura china se ha dedicado, sobre todo, a aprender de lo que el resto del mundo le ofrecía. Ahora, nos toca el resto del mundo aprender de ellos. Para los chinos es casi igual de difícil aprender un idioma como el nuestro, con una escritura y un habla tan diferente, pero lo hacen.

Hoy en día, las necesidades económicas hacen que tengamos que estar abiertos a conocer muchos idiomas. Si además éstos pertenecen a una potencia económica como China, pues la necesidad se acrecienta. Los centros educativos públicos aún no contemplan la enseñanza del chino dentro de sus planes de estudios. Sin embargo, no creo que tarden mucho en hacerlo. Al igual que el inglés sustituyó al francés en su momento en las escuelas, pronto le pasará lo mismo al inglés con el chino. El problema es que todavía hay poca gente en España que domine tanto el chino como el español para enseñarlo en las aulas.

Foto: Salomé Sola Morales

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...