La Defensora del Pueblo pide la gratuidad de los libros de texto

La Defensora del Pueblo ha instado a las administraciones a colaborar juntas para reducir al máximo el desembolse de los padres ante la entrada en funcionamiento de la LOMCE, que comporta el cambio de algunos libros de texto. Con todo, la Defensora del Pueblo ha vuelto a pedir la gratuidad de los libros en las enseñanzas obligatorias.

La Defensora del Pueblo, Soledad Becerril, ha advertido que la entrada en funcionamiento de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) va a implicar “renovar gran parte de los libros de texto” por parte de los escolares. Ante el cambio de libros con la aplicación de la reforma educativa, la Defensora del Pueblo pide a las administraciones que arbitren medidas que “alivien la carga económica” que supondrá para muchas familias la vuelta al cole de este curso.

Para la institución, es necesaria la colaboración entre las distintas autoridades educativas para trazar una línea de acción sobre la renovación de los manuales de las asignaturas afectadas por la entrada en funcionamiento de la LOMCE, que afecta a tres cursos de Primaria y a los alumnos de Formación Profesional. La Defensora del Pueblo ha instado a las administraciones a buscar una solución común para que las familias no tengan que hacer un importante desembolso en cuanto a libros para el curso 2014-2015.

La colaboración entre las distintas autoridades educativas debería permitir alcanzar la plena gratuidad para todos los alumnos de los libros y materiales didácticos de las enseñanzas obligatorias.

Aunque el objetivo de la Defensora del Pueblo es la gratuidad de los libros y materiales didácticos en las etapas obligatorias, es importante minimizar el impacto en el presupuesto familiar que supone la entrada en funcionamiento de la LOMCE. Coincidiendo con otros organismos como la Comisión Permanente del Consejo Escolar del Estado, Becerril ha afirmado que “hay que reducir los desembolsos que en la actualidad realizan las familias, extendiendo hasta el máximo razonable el tiempo de vigencia de los libros de texto”.

Para reducir los gastos académicos, la Institución apuesta por la reutilización de los libros de texto y la implantación y desarrollo de sistemas de préstamo e intercambio de materiales didácticos en los centros de enseñanza. Asimismo, recomienda que las actuaciones coordinadas de administraciones garanticen la igualdad de trato de todos los alumnos, independientemente de su territorio de residencia.

Las propuestas efectuadas por la oficina de la Defensora del Pueblo han sido recogidas en el estudio que la Institución publicó en Noviembre de 2013 sobre Gratuidad de los libros de texto: programas, ayudas, préstamos y reutilización. Ante el comienzo de un nuevo curso con nueva normativa, lo cual supone el cambio de muchos libros de texto, la Defensora del Pueblo ha recordado estas medidas para ayudar a controlar el gasto familiar.

Imagen: EvelynGiggles

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...