Inglés, el idioma más demandado por los empleadores

Cada vez más empresas piden a los trabajadores que quieren incorporarse a ellas que tengan un buen nivel de inglés, por lo que no debemos descuidarlo después de abandonar los estudios.

Nunca nos cansaremos de repetir que los idiomas son uno de los requisitos más demandados a la hora de conseguir un empleo. Hace unos días vimos que 3 de cada 10 ofertas laborales piden a los candidatos que conozcan un idioma extranjero, aunque de entre todos los idiomas del mundo había uno que destacaba por encima de todos: el inglés. Un 89% de ofertas donde se piden idiomas exigen un buen conocimiento de la lengua de Shakespeare, a una gran distancia del francés, el segundo idioma más valorado que “solo” piden en el 7’7% de ofertas.

Con este panorama, es lógico que el inglés se haya convertido en uno de los puntos más importantes no solo de nuestra formación, sino que también lo es para la de las generaciones futuras. Pese al auge de países como China o Brasil parece difícil que el chino, y aún menos el portugués, puedan hacerle competencia al inglés como el idioma del mundo de los negocios a corto o medio plazo. Eso si, su importancia es cada vez mayor y no debemos dejar pasar la oportunidad de aprenderlos si tenemos la ocasión.

Ya en el colegio, los niños comienzan a introducirse en el idioma. Muchos padres optan por que continúen estudiando inglés fuera del horario lectivo, y a medida que crecen encontramos oportunidades como las becas para pasar unas semanas en un país extranjero aprendiendo su idioma, sobre todo en verano. En el caso del inglés, Irlanda, Malta y el Reino Unido son los que se llevan la palma, aunque opciones como Estados Unidos o Canadá siempre están ahí.

Pero una vez abandonan el instituto el inglés suele quedar aparcado salvo en algunas carreras. Precisamente cuando lo abandonamos es cuando más importante nos resulta, ya que en ocasiones no solo deberemos demostrar que tenemos el nivel mediante un título sino que nos hacen una prueba de idioma. Ahí será clave que hayamos continuado aprendiendo -o simplemente manteniendo- el idioma y que no se nos haya oxidado.

Una buena opción para ello es inscribirnos en la Escuela Oficial de Idiomas (EOI) de nuestra ciudad, aunque la gran demanda que tienen hace cada vez más complicado encontrar una plaza en ellas, sea para inglés o para cualquier otro de los idiomas que enseñan. En muchas EOI ya ha empezado el plazo de preinscripción, requisito indispensable para acceder a una plaza. En caso de no poder acceder a las EOI contamos con una gran cantidad de empresas con las que también podremos mantener nuestro inglés o perfeccionarlo para labrarnos un mejor futuro laboral.

Foto: Cory Doctorow

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...